Errores que se reiteran

15deSeptiembrede2000a las11:41

Por segunda vez en 20 añosel modelo del "Debt Led Growth" con tipode cambio bajo, semi-fijo o fijo desprestigia a la economía de mercado.

" Errar es humano, reiterar los errores es estúpido, permaneceren el error es imperdonable."

Ya por los años 1979 a 1981 vivimos un preludio de lo que luego fue laConvertibilidad. Por aquel entonces, los que manejaban la economía del país,conocidos como los "Chicago boys" por primera vez en años, abrieronla economía, pero recurriendo al tipo de cambio semi-fijo con un sistema tipocrawling peg, en donde por medio de una tablita se podía saber cuál sería elvalor del dólar en los meses siguientes. Con un tipo de cambio bajo, elendeudamiento externo era la base del crecimiento. El BCRA era garante de latotalidad de los depósitos. La finalidad era la de aumentar el ahorro y losdepósitos. Esto llevó a la aparición de la tristemente célebre "patriafinanciera". El tamaño del Estado, lejos de disminuir, aumentó, debido aque los militares no eran afectos a las empresas privatizadas y sí a ocuparcargos adentro de las mismas. Además los gastos tanto en equipamiento como enefectivos de las fuerzas armadas crecían frente a la hipótesis de guerralatente. En Malvinas se consumó este anhelo, con el final que todos conocemos.Por aquel entonces no se llevaron a cabo privatizaciones de significación, loque sí fue realizado durante los años '90.

Como en ese momento, en el mundo se consigue dinero barato, aparece en laArgentina el problema de la deuda externa, que de 8 MM en 1976 termina en 27 MMde dólares al terminar esta etapa. La administración de Alfonsín recibe unadeuda de 43 MM y al inicio de la Convertibilidad esta era de 60 MM. Hoy superalos 140 MM.

Las empresas productoras de bienes no pudieron competir con ese tipo decambio, con lo que se llega a la pronta conclusión de que nuestro mercado nomaduró como para competir contra otros países, que tenían un tipo de cambiorelativo más alto. El anecdótico "deme dos" de los argentinos enMiami o en Brasil fue un símbolo de la sobrevaluación cambiaria.

¿Cuál fue la lectura de la sociedad respecto de la apertura económica?."Para lo único que sirve la apertura es para destruir nuestras actividadesproductivas y por ende, los empleos". Tan sólo recordemos la película"Plata dulce". Aunque el tema de la "Patria financiera"merece un capítulo aparte.

En 1981 (todavía con un gobierno de facto) Lorenzo Sigaut, devalúafuertemente, volviendo a cero en el aspecto de apertura y desregulación. Se dapor tierra lo más rescatable del período Martínez de Hoz: la apertura yalguna desregulación. El modelo de la sustitución de las exportaciones sevuelve a poner en vigencia, con lo que nuestra economía cerrada se empequeñecey se pierde una década más de posibilidades. Así, perdimos la primeroportunidad en años de tener una economía abierta, competitiva, integrada almundo. Este "modelo liderado por la deuda" desprestigió a laeconomía de mercado e hizo que se asocie a la economía de libre mercado condeuda y destrucción de empresas (hoy se nos dice que la culpa es de la"globalización").

El viraje abrupto de Sigaut es el principio de lo que 8 años más tardederiva en hiperinflación. Servicios prestados por empresas estatales, unaeconomía cerrada y no competitiva hace que nuestro mercado sea dominado porempresas nacionales que trataban a los ciudadanos-consumidores como presas de uncoto de caza. La alianza sindicatos-UIA, dominaba el panorama económico. Elsector rural, identificado por la administración radical como la"chusma", había sido dejado de lado en este escenario. Yaanteriormente los representantes del sector agropecuario, tal vez pordesconocimiento o por moda adhirió ingenuamente al modelo del "led debtgrowth" (Crecimiento liderado por la

Temas en esta nota