La FAA sale a defender la autarquía económica del INTA

Por
27deSeptiembrede2000a las08:34

La entidad estaría dispuesta a aceptar la restitución  de ungravamen a las exportaciones agropecuarias

La Federación Agraria Argentina aceptaría la restitución de un gravamen alas exportaciones agrícolas a cambio de recuperar la autarquía del InstitutoNacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), perdida en la década pasada, dijoel presidente de la entidad, René Bonetto.

"La Federación aceptaría un gravamen, inferior al que había antes(1,5 por ciento sobre el valor FOB de los embarques) porque ahora los volúmenesde exportación son mayores, pero a cambio deben garantizar la autarquía,porque con este presupuesto el INTA no va más", dijo el dirigente agrarioa Télam.

La manifestación de Bonetto constituye la primera definición pública deuna de las cuatro entidades nacionales del agro sobre los mecanismos quepodrían adoptarse para incrementar los fondos destinados a asegurar elfuncionamiento del INTA.

Los representantes de la producción agrupados en Sociedad Rural Argentina,Confederaciones Rurales Argentinas, Confederación Intercooperativa Agropecuaria(Coninagro) y FAA firmaron en julio pasado un acta solicitando más presupuestopara el INTA, pero en esa oportunidad no especificaron cómo lograrla.

Bonetto fijó su posición mientras la Comisión de Agricultura y Ganaderíade Diputados que preside Héctor Romero (UCR-Chaco) debatía la reimplantaciónde un gravamen del 0,5 por ciento a las exportaciones agropecuarias pararecuperar el presupuesto de la entidad.

La iniciativa fue aprobada en comisión pero aún debe superar el análisisde la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara Baja que preside RicardoBaglini (UCR-Buenos Aires) para pasar al recinto con chance de lograr susanción.

Voceros de la producción estimaron que el Ministerio de Economía objetaríala reimplantación del gravamen por temor al rechazo de los agricultores a unacarga que aumentaría los costos internos y restaría competitividad a lasexportaciones agroalimentarias que aportan el 65 por ciento de la balanzacomercial.

Pero la resistencia del Palacio de Hacienda podría neutralizarse con unpronunciamiento explícito de las cuatro entidades a favor de la iniciativa,algo que parece difícil de lograr por el momento, indicaron los voceros.

No obstante, la medida se plantea como recurso interesante para resolver lareducción de los fondos del INTA a 101,3 millones de pesos fijada en elPresupuesto de 2001, por debajo de los 104 millones de pesos asignados para1999, que en la práctica demostraron ser insuficientes para el funcionamientode la entidad.

El impuesto del 1,5 por ciento sobre las exportaciones agropecuarias pararecaudar fondos destinados al INTA fue fijado por el decreto Ley 21.680/56 decreación de la entidad y anulado en 1980 por el entonces ministro de Economíade la dictadura militar, José Alfredo Martínez de Hoz.

A partir de ese momento el INTA pasó a depender del Tesoro Nacional pero elcambio administrativo tuvo un efecto desastroso para el desarrollo de lainvestigación agropecuaria en el país y con la recuperación de la democraciase restableció el gravamen por Ley 23.058 de 1984.

Sin embargo, en 1992, el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, porDecreto 2.049, volvió a eliminar el impuesto para mejorar la paridad cambiariade las exportaciones agropecuarias retrasada por la convertibilidad monetaria.

El INTA inició su segunda etapa de organismo dependiente del Tesoro en 1993con un presupuesto de 133 millones de pesos que, con algunos altibajos, se fuereduciendo hasta los 109 millones de pesos asignados para 1999, sobre los cualesse practicaron los recortes comunes a la administración pública que lorebajaron a los actuales 104 millones de pesos. (Télam)

Temas en esta nota