Habría normas de etiquetado en Brasil

Por
27deSeptiembrede2000a las08:16

Brasil obligaría que todos los alimentos que contengan ingredientesgenéticamente modificados lleven una etiqueta que los identifique, para que elconsumidor pueda elegir si los compra o no. Ese país es el principal destino delas exportaciones agroalimentarias argentinas. La decisión fue tomada ayer poruna comisión especial designada por el gobierno federal para analizar estetema, que también provoca un intenso debate en ese país.

"Contiene ingredientes genéticamente modificados". Esa es la fraseque —en letras de tamaño, color y forma ostensible— deberá figurar debajodel nombre comercial del producto, ya sea de origen nacional o importado.

Así lo establecerá una resolución que está a la firma del ministro deJusticia, José Gregori, y que fue consensuada con el resto del gobierno.

La noticia cayó en la Argentina como un baldazo de agua fría, ya queBrasil, con compras por unos US$ 2.500 millones cada año, es el principalimportador de alimentos argentinos. Y como admiten en la COPAL, una buena partede los productos argentinos contiene algún organismo genéticamente modificado(OGM). En los hechos, por eso, la decisión brasileña también apuradefiniciones en la Argentina.

La polémica por la biotecnología también ganó estado público en Brasilpor la campaña de Greenpeace, que en los últimos meses denunció a variasempresas por vender alimentos con OGM en los supermercados, sin advertir a losconsumidores y a pesar de que esos productos no estaban autorizados. Pero lacuestión también originó una fuerte polémica a nivel oficial y científico.

Con la decisión de imponer el etiquetado, Brasil comenzó a zanjar esasdiferencias. Por un lado se establece que será obligatorio identificar losalimentos transgénicos, pero por el otro se abre una puerta para que losproductores brasileños incorporen este tipo de semillas.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota