El abastecimiento se normalizaría mañana

05deOctubrede2000a las08:59

La continuidad de la medida de fuerza llevada a cabo por los transportistasde carga durante cuatro días ya estaba comenzando a provocar caos en elcomercio y las industrias así como pérdidas aún no cuantificadas para losproductores agropecuarios. Con la marcha atrás de la confederación deltransporte, la comercialización tendería a normalizarse mañana y ya sereprograman las actividades. Por caso, el Mercado de Hacienda de Liniersoperaría, como excepción, el sábado próximo.

«La situación se complica para las empresas de alimentos. Los mismospresidentes de importantes firmas expresan su preocupación por la detención decamiones de la que son víctimas», decía Alberto Alvarez Gaiani, el titular dela Coordinadora de Productos Alimenticios (COPAL) durante la tarde de ayer antesdel levantamiento de la medida de fuerza.

Panorama

Lo cierto es que hasta la suspensión de la protesta de los transportistas,las rutas argentinas de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes y Córdobapermanecían obstruidas por piquetes y cortes compulsivos con intimidaciones queafectaron a empresas como Nestlé, La Serenísima, Refinerías de Maíz, entreotras empresas que sufrieron la detención de unidades de transporte en diversaszonas conflictivas (centro bonaerense y Zárate).

Frutihortícolas: la comercialización de frutas y hortalizas tambiénse vio seriamente afectada ayer por el paro de transportistas. El MercadoCentral de Buenos Aires (MCBA) tuvo una merma de 45% en el ingreso de camionespero la existencia de remanente y el poco interés de la demanda evitó la subade precios. Según el departamento de prensa del MCBA, hubo poca oferta enalgunos productos debido a la estacionalidad y por el mismo paro. En el caso deltomate redondo y la papa, rubro que registró un bajo nivel de ingreso, losprecios se mantuvieron debido al desinterés de la demanda, dijo HoracioEsteban, del área de prensa del MCBA. «La gente no compra el tomate acualquier precio. Si el precio sube, se da cuenta que por lo que le cuestan doskilos puede comprar un pollo», ejemplificó. Respecto de los cítricos, no seprodujeron entradas de Corrientes, pero «sí vinieron naranjas del Norte, encamiones escoltados por Gendarmenría, lo que equilibró la oferta», detallóel vocero. En general, los precios de las hortalizas tuvieron una leve tendenciaa la suba, mientras que los de las frutas se mantuvieron estables.

Ganados y carnes: el mercado concentrador de hacienda de Liniersvolvió a ser el termómetro de la protesta del sector transportista. No hubonegocios ayer ya que no ingresó ningún animal. Durante esta semana sóloingresaron poco más de 660 vacunos y los frigoríficos y supermercados tienenstock hasta el fin de semana. Al conocerse la noticia de la suspensión de lamedida de fuerza, los operadores del mercado concentrador de Liniers decidieronoperar el sábado. «Operativamente no le conviene al Mercado pero hay que teneren cuenta que los ganaderos deben preparar las tropas, sacar las guías yconseguir un camión para llegar a Liniers.

Además, las lluvias perjudicaron algunos caminos y el viernes recién sepodría restablecer el flujo de actividades», reconocía Ignacio Gómez Alzaga,titular del Centro de Consignatarios de Productos del País.

Hoy, en tanto, podría haber alguna oferta de productores que tienenexplotaciones en la cercanías de Buenos Aires.

Granos: se comienzan a complicar los embarques y, de hecho ya huboreprogramaciones para la semana próxima. Se cree que el levantamiento de laprotesta de camioneros provocará un congestionamiento de camiones sobre el finde semana para poder cumplir con los compromisos de los días entrantes. Entanto, el mercado físico seguía ayer paralizado mientras los futuros no fueronafectados ya que no involucran a mercadería con entrega inmediata. No obstante,la temperatura de la protesta se reflejó en el mercado, donde la

Temas en esta nota

    Cargando...