La bronca del campo se transformó en profundo desánimo

Por
17deOctubrede2000a las08:10

Concentración pacífica en San Pedro

La localidad bonaerense es una de las zonas más castigadas por la crisis

Los productores dieron la voz de alarma acerca de su situación

Quejas por los elevados costos

SAN PEDRO.- Se largó nomás el paro "de los seis días". Losproductores lo iniciaron aquí con un intento de corte de ruta frustrado por unapacífica intervención policial.

La cantidad de uniformados (unos 50) a lo largo del camino era lo primero quellamaba la atención de cada uno de los productores que se acercaban al cruce delas rutas 9 y 191, acceso a la ciudad de San Pedro y punto de encuentro de lamovilización. Sin que ello los amedrentase, los chacareros enfilaron en unacaravana de autos y camionetas hasta el puente del río Tala, 7 km másadelante.

La consigna era cortar allí el tránsito de la autopista 9, pero tras unabreve discusión entre el comisario Jorge O'Rourke y algunos de losmanifestantes se llegó a un acuerdo: no cortar rutas, pero sí ejercer elderecho de permanecer en ambos costados de la arteria los seis días que durarála protesta.

"No se trata más que de un operativo preventivo", comentó elcomisario y recordó "la quema de una cosechadora y las batatasdesparramadas en el mismo lugar hace más de un año".

Poco antes del mediodía llegó el ministro de Agricultura de la provincia,Harold Lebed, que mantuvo un diálogo con los manifestantes, todos ellosfruticultores o agricultores. A las 17 comenzó a despejarse la ruta, aunquequedó decidido que desde la mañana de hoy habrá una guardia de productoresdía y noche hasta el sábado.

El escenario es el mismo de aquella protesta del 22 de abril del añoúltimo. Un buen fisonomista observará que las caras también son las mismas deaquella ocasión, algunas con un rictus de amargura más acentuado. Advertirátambién la ausencia de muchos rostros, ya que si en aquella ocasión laafluencia fue de 4000 personas, no pudo contarse ayer un número superior a 300.Otros hechos ostensibles son que no hubo tractores, que la exaltación deánimos fue menos impetuosa y el hecho obvio de que esta vez el destinatario delos reclamos es otro gobierno.

Gastos e insumos

"¿Por qué hay menos gente que la otra vez? Pues por una razónsencilla: porque muchos que el año pasado todavía eran productores ya dejaronde serlo", explicó Aldo Sagrera, un fruticultor de 50 hectáreas. "Yomismo no sé si seguiré los pasos de los que se fundieron", agregó sucolega Juan Manresa, de 40 hectáreas. A juzgar por los comentarios, lafruticultura sampedrina está perdida. Héctor Alvarez, de 40 hectáreas, vendeuna bolsa a $ 5, pero tiene $ 4 de gastos e insumos. "Además, la gente noconsume batata o durazno como antes", señala Hugo Nuciari, de 200hectáreas. Agrega que el desempleo es total.

"¿ Dónde están aquellos peones golondrina que antes pululaban?"El agricultor Alberto Chá, de 450 hectáreas, opinó que "el hombre de SanPedro ya bajó los brazos y hasta perdió las ganas de protestar".

Temas en esta nota

    Cargando...