Podrían duplicarse las compras de ese origen. Brasil levanta restricciones al trigo de Estados Unidos

Por
31deOctubrede2000a las08:26

C. FEDERAL.- El gobierno de Brasil levantará las restricciones comercialesimpuestas a la importación de trigo producido en Estados Unidos, a partir delmes próximo, lo que permitiría duplicar, por lo menos, las compras brasileñasdel cereal de ese destino, anticipó el ministro de Agricultura del paíslimítrofe, Marcus Vinicius Pratini de Moraes.

Si bien la molinería del Brasil adquiere alrededor del 95 por ciento de suconsumo triguero en la Argentina, y su segundo proveedor mundial es Canadá, ladecisión del gobierno de Fernando Cardoso, respecto de suspender las trabascomerciales en torno a la calidad del grano estadounidense, impulsaría lasexportaciones desde ese origen hacia la plaza brasileña.

Hasta ahora, los Estados Unidos colocaban en ese mercado unas 500 miltoneladas de trigo por año y, de acuerdo con las estimaciones realizadas por elsecretario de Agricultura estadounidense, Dan Glickman, ese volumen podríaduplicarse en el corto plazo, según revela un informe de Zafras y Mercados.

Sobre el tema, el funcionario norteamericano sostuvo que "este nuevomercado tiene un gran potencial para nuestros agricultores, que necesitan todoslos lugares posibles para vender su trigo en estos tiempos de fuertesproducciones".

En la actualidad, Brasil sólo permite la importación de trigo rojo duro deinvierno, producido en Estados Unidos, pero a partir de noviembre venidero,cuando entre en vigencia la medida dispuesta por el gobierno brasileño, losexportadores estadounidenses también podrán ingresar a ese mercado con trigorojo blando de invierno y trigo rojo duro de primavera, confirmó Glickman a laconsultora internacional.

En cuanto al valor comercial de las futuras colocaciones del cereal en elmercado brasileño, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA),estimó que se ubicará entre los 70 y los 120 millones de dólares.

Pratini de Moraes explicó además que en Brasil se superaron laspreocupaciones que existían entre los molineros de su país, respecto de unhongo que presentaban algunos cargamentos de trigo estadounidense, por lo cualsu gobierno decidió levantar las restricciones comerciales que regían desde1996.

Si bien la noticia no cayó bien entre los exportadores argentinos de trigohacia el país vecino, analistas del sector de comercio granario recordaron queel grano argentino ingresa a Brasil "sin pago de aranceles", comosocios del Mercosur, así como que el costo de fletes "sigue siendoinferior" que el de otros competidores que intentan vender trigo a Brasil.(DyN)

Temas en esta nota

    Cargando...