Municipios con cuentas en rojo

Por
10deNoviembrede2000a las08:51

Además del agua, a los municipios afectados por las inundaciones los hundenlas cuentas en rojo que les quedan por las cosechas perdidas. Se trata de laregión más fértil del país. Y sus intendentes están más que preocupados.

Ayer en Pehuajó había salido el sol. "Al menos, eso cambia un poquitoel ánimo", comentó el intendente César Fernando Peña (UCR). Pero locierto es que el ánimo estaba por el piso: "Tengo el municipiofundido", aseguró.

Pehuajó tiene el 90 % de las 453.000 hectáreas bajo agua. Y lasconsecuencias económicas trepan a los 60.000.000 de pesos por las cosechasperdidas.

Según Peña, los pueblos más comprometidos son Magdala, Nueva Plata, JuanJosé Paso, Francisco Madero y la ciudad de Pehuajó. No hay un solo caminorural que esté transitable.

El único acceso pavimentado de Nueva Plata tiene 40 centímetros de agua. EnMagdala hay 3 accesos: 2 están inutilizados y el otro, a punto de cortarse.

Según Peña, todo Pehuajó está rodeado —desde las inundaciones del 87—por una defensa de 3 metros de alto. Los desagües pluviales se vuelcan sobre 6cuencos y de ahí, por bombeo, se tira a la laguna La Salada. "Si sellegara a desbordar la laguna el agua directamente entraría a la ciudad.Todavía tenemos un metro de chance", comentó.

Según Peña, estos municipios tendrían que obtener la eximición de losimpuestos urbano y rural, de ingresos brutos y sellos, la condonación de deudaspara los productores y la redimensión del Canal Jaureche. Este canal se hizo enlas inundaciones del 87. Son 250 kilómetros desde Trenque Lauquen a Bragado,donde se escurren las aguas. Y también, poner en marcha el proyecto "Canalal Sur de la Ruta Nacional 5", donde están los campos más fértiles alsur de Pehuajó.

En Tres Lomas la situación no es mejor. "De las 126.000 hectáreas delpartido, el 70 % está inundado", contó el intendente Roberto Marino. Lascosechas perdidas alcanzarían el 42 % de la producción, unos 13 millones depesos.

El casco urbano de Tres Lomas no está afectado, pero se suspendieron lasclases en algunas escuelas rurales.

"Salliqueló ya estaba en emergencia agropecuaria desde junio. Pero lasúlti mas lluvias agravaron la situación. De las 80.000 hectáreas queconforman el distrito, están afectadas unas 25.000", contó a Clarín elintendente aliancista Osvaldo Enrique Cattaneo.

Según Cattaneo, el pueblo más comprometido es Quenumá, que tiene afectadala planta urbana, donde viven unas 800 personas. Sin red cloacal, los pozosciegos de Quenumá desbordaron y las capas freáticas alcanzaron la superficie.En estos días —dijo Cattaneo— se está por comenzar una canalización.

Debajo del agua quedaron la siembra gruesa (girasol, soja y maíz) y elsembrado fino (trigo). Las pérdidas se calculan en más de 2.000.000 de pesos.

Horacio Ascagni, presidente del Concejo Deliberante de Carlos Casares, dijoque el 81 % de las 252 mil hectáreas está inundado. En la zona sur delpartido, las cosechas de trigo están bajo agua. "Las pérdidas son de 25millones de pesos como mínimo", aseguró Ascagni. No hubo evacuados y ayerel casco urbano estaba a salvo.

Temas en esta nota