Alimentos: los costos traban más inversiones

Por
20deNoviembrede2000a las08:47

«Existe un potencial enorme de inversiones estadounidenses en el sectoragroalimentario de la Argentina, pero las empresas miran con atención el costode la mano de obra y del transporte, y el sistema impositivo» advirtió elconsejero agrícola americano en la Argentina, Philip Shull.

Si bien una delegación de productores y exportadores de alimentos estuvorecientemente en la Argentina con el fin de conocer las posibilidades de ampliarlas exportaciones hacia este destino, todo depende de la reducción de costos,se advirtió.

En tanto, la exportación de productos frescos argentinos a Estados Unidos«siempre se verá dificultada por preocupaciones fitosanitarias», aclaróShull, quien aseguró que aseguró que existe una «tremenda potencialidad paraque la Argentina exporte cualquier producto con valor agregado a los EstadosUnidos, siempre que tenga competitividad, precio, alta calidad y un buenmarketing».

Pero advirtió que «a los productores, como a los empresarios, no lesimporta la competencia, que es muy buena para el consumidor».

Subsidios

El tema de los subsidios y las críticas de la Argentina no podrían estarausentes en una charla con Shull. «EE.UU. no eliminará subsidios hasta que laUnión Europea adopte la misma postura», es el concepto que repiten desde elpaís del Norte. EE.UU. objeta la política de apoyo a las exportaciones queplantea la Unión Europea, aunque califica como necesaria la política que supaís presenta para los productores.

Un reciente informe del Departamento Agrícola estadounidense (USDA) esperaque los ingresos netos del sector agropecuario crezcan u$s 2.200 millones esteaño y salten de u$s 54.600 millones a u$s 55.400 millones.

El enfrentamiento entre Estados Unidos y la Unión Europea por los subsidiosagrícolas fue una de las razones del fracaso de la última cumbre de la OMCrealizada en Seattle durante noviembre pasado. No obstante, el agregadoagrícola americano aseguró que su país y la Argentina «cooperan en forma muyestrecha en diversos temas agrícolas» y vaticinó que «más allá de lo quesuceda con los subsidios, la Argentina y Estados Unidos seguirán siendo fuertesproductores de productos agrícolas por sus ventajas comparativas».

Mientras en la Argentina, EE.UU. volvía a plantear su postura, en Francia,la crisis del «mal de la vaca loca», en vez de generar la ampliación demercados para el Mercosur, podría implicar más subsidios para la agriculturaeuropea. De hecho, el primer ministro francés Lionel Jospin deberá anunciarhoy un paquete de medidas de acompañamiento a la prohibición del consumo delas harinas hechas con huesos y carne de animales.

Se supone que anunciará subsidios. La única manera de subsistir a lasharinas animales es a través de las oleaginosas -como la soja-o cereales. Perohoy la producción de Francia y la Unión Europea no alcanza ni para satisfacerlas necesidades del mercado europeo, aunque una parte de la producción seaexportada, y a precios ventajosos por los mismos subsidios.

Temas en esta nota