Prevén buenas perspectivas para las harinas oleaginosas

Por
23deNoviembrede2000a las08:08

La demanda mundial de harinas oleaginosas enfrenta a partir controversiassanitarias, registradas en el mundo durante el último mes, condiciones másfavorables. Por un lado, la decisión del gobierno francés de prohibir el usode harina de origen animal como integrante de las fórmulas para alimentacióndel ganado debería confluir en un incremento de su demanda de harinasoleaginosas en el mercado mundial, especialmente de la derivada de la moliendade soja. Esta medida que surge como consecuencia de la detección de animalesenfermos de BSE, conocido como mal de la vaca loca, determina la eliminación deun consumo en Francia de 300 mil toneladas anuales de harina de carne, que puedeextenderse a 2 millones de toneladas, si esta prohibición se expande hacia elresto de los componentes de la Unión Europea (UE).

La principal beneficiaria de esta suplantación obligatoria sería la harinade soja, siendo la Unión Europea el mayor importador mundial, con una demandaanual de 30 millones de toneladas, que representa 50% del comercio, segúnindicó un informe elaborado por Granos del Paraná SA. El otro elemento es elderivado del incidente generado en Estados Unidos con el maíz Starlink, eventotransgénico cuya importación y utilización ha sido prohibida en Japón,principal importador mundial de maíz con cerca de 25% del mercado. Lasestadísticas referidas al volumen de importación de maíz americano por partede Japón, muestran que desde el inicio del ciclo 2000/'01, el 1° de setiembreúltimo, han registrado una caída importante, totalizando sólo 5,1 millones detoneladas contra 6,5 millones en igual período del año pasado.

Se observa una clara intención de los compradores japoneses de encontrarorígenes alternativos, ya que se han incrementado fuertemente las compras demaíz sudafricano por parte del país asiático quien, a su vez, acaba desuscribir contratos para la compra de maíz con China. Esta situación,favorecería, en principio, a los proveedores alternativos de maíz en el mundo,ya que Estados Unidos abastece 90% de las importaciones japonesas, generando enprincipio una expectativa muy favorable para la colocación de nuestro forrajeen el mercado del país asiático, que sólo importó durante el ciclo 1999/'00desde la Argentina 300 mil toneladas, cifra que representa menos de 2% de suscompras.

Pero indirectamente, también es positivo para las harinas oleaginosas, yaque puede elevar su demanda para sustituir maíz. Estas condiciones favorablespara las harinas oleaginosas tienen especial influencia en la soja, producto delcual se obtiene en su molienda un rendimiento en harina de 80%.

Por lo tanto, a los recortes registrados en la cosecha estadounidense debemosadicionar elementos que podrían elevar la demanda mundial de harina de soja yen consecuencia la industrialización de la oleaginosa.

Por el lado de la oferta, aún falta definir la campaña en Sudamérica, laque se está desarrollando bajo buenas condiciones en Brasil en donde la siembrase había completado al 17/ 11 en 53% de total frente a 48% del promediohistórico; en tanto, que en nuestro país se observa cierto retraso,principalmente en la provincia de Buenos Aires, con un progreso a nivel nacionalque alcanza a 21% de la superficie frente a 32% a igual fecha del ciclo pasado.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota