Estudian subir el impuesto a los autos gasoleros

Por
30deNoviembrede2000a las08:49

La realidad para las automotrices está lejos de ser la mejor, pero podríaempeorar seriamente si se concreta una iniciativa (para nada novedosa) delgobierno de aumentar la carga impositiva a los autos gasoleros.

La idea fue lanzada por el secretario de Industria, Javier Tizado, a losrepresentantes del gremio de los mecánicos de todo el país que fueron a verloel martes pasado para plantearle su preocupación por la situación laboral delsector.

El secretario general del Sindicato de Mecánicos (SMATA) de Córdoba, OmarDragún, quien acompañó al titular del gremio José Rodríguez, dijo a estediario que Tizado les comunicó que está a la firma un decreto que elevaría a30% el impuesto que abonan los vehículos gasoleros que actualmente está en10%.

En una reunión por momentos tensa, el funcionario explicó a lossindicalistas que el subsidio que tiene el gasoil estuvo pensado para favoreceral transporte y al campo y no para los propietarios de autos con motores diesel.Por lo tanto, detalló, se encuentra en estudio un proyecto para gravar aun mása este tipo de vehículos para lograr equilibrar el «desbalanceo en elconsumo» que provoca las compras de autos gasoleros en detrimento de losvehículos a nafta.

Golpe mortal

Los gremialistas escucharon asombrados la explicación del secretario antesus reclamos de medidas que alienten a la producción. En un mercado en crisisaguda, con el peor noviembre en nueve años, una medida de estascaracterísticas sería un golpe mortal para las empresas y con seriasconsecuencias en materia de empleo.

Difícilmente hoy haya margen para un aumento en el costo de los autosgasoleros teniendo en cuenta la forma en que el ex ministro Roque Fernándezgravó a este tipo de vehículos a comienzos del '97 con argumentos similares.En esa oportunidad, los propietarios de autos diesel debieron empezar a pagar unimpuesto de 10% sobre el precio de cada unidad en momentos en que laparticipación de estos vehículos había aumentado de manera significativa enrelación con los nafteros.

En el '96, del total de autos vendidos 25% eran gasoleros. A partir de lamedida se produjo una lenta disminución de las ventas de este segmento.

Tizado viajó ayer a Brasil y no hubo confirmación de la información en laSecretaría de Industria, pero desde el Ministerio de Economía se admitió elproyecto aunque no se aclaró que no estaban definidos los detalles de suaplicación ni el momento de hacerlo.

Endurecimiento

Los sindicalistas advirtieron que SMATA endurecerá su posición ante elgobierno nacional y las terminales que resuelvan despedir personal, debido a lanegativa de Tizado de conformar una mesa de concertación en la que se invite aparticipar a todos los sectores involucrados en el complejo automotor.

Por otra parte, según Dragún, el funcionario nacional confirmó la negativatajante de aplicar una rebaja impositiva al resto de los vehículos, propuestarealizada por el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota.

Temas en esta nota

    Cargando...