Señales internas y externas

Por
01deDiciembrede2000a las08:20

Carlos Petroli

Esta semana los productores estuvieron mucho más atentos a las pizarras,para ver hasta dónde llega el repunte de la soja en plena época de siembra,que a los resultados del encuentro de los dirigentes del sector con el ministrode Economía y el Jefe del Gabinete.

La crisis de las “vacas locas” en Europa, factor activante de la demandade harinas proteicas de origen vegetal con la que los productores de la UEreemplazarán la dieta de harinas de carne y de huesos —supuesto detonante dela BSE— ayudó a este movimiento en las pizarras, que levantó el optimismo delos agricultores locales.

Por otras razones, el Gobierno también puso a la soja bajo la lupa y lanzóuna señal alentadora para el mediano plazo: en la reunión de anteayer con lasentidades del sector, se anunció la futura exención impositiva para elbiodiesel, un combustible alternativo al gasoil que pronto comenzaría a serproducido en el país. Un consorcio de productores de la zona de Tres Arroyos,en la provincia de Buenos Aires, proyecta la instalación de la primera plantaproductora de biodiesel a base de girasol. Con una siembra que bate récords deun año para otro, la soja es otro de los insumos renovables que se podráutilizar para fabricar el combustible no tradicional en el país.

Al primer encuentro con los principales hombres del Gabinete, luego del parorural de octubre, los representantes de CRA, la FAA y Coninagro llevaron lapropuesta de un fondeo por mil millones de pesos para apuntalar la reactivacióneconómica desde el campo. También solicitaron la prórroga y la elevación al35 por ciento del arancel externo para la importación de lácteos. Se teme quela próxima reducción arancelaria, que regirá desde el 2001, pueda facilitarla entrada de productos subsidiados. La reunión sirvió, al menos, pararetornar a la mesa del diálogo.

Temas en esta nota