Ahora se promocionará la carne argentina en Europa

Por
11deDiciembrede2000a las08:36

Frente a la crisis de la «vaca loca» en Europa, el gobierno decidióaportar 300 mil pesos para una campaña de promoción de las carnes argentinasque podría comenzar esta semana en Alemania, que importa casi el 90 por cientodel producto.

Esa suma podría engrosarse con dinero que podría acercar la industriafrigorífica exportadora.

Se trata de un «fondo de emergencia» destinado a poner a nuestras carnesbovinas en una inmejorable posición para revitalizar el alicaído consumoeuropeo.

Se dirá en los avisos, que se piensan publicar en diarios alemanes, que losbovinos argentinos se alimentan en forma natural, a pasto, y que se trata de unmétodo tradicional en la ganadería nacional.

De todos modos, hay que tener en cuenta que el consumidor de aquel continenteestá sumamente sensibilizado por el recrudecimiento de la enfermedad y casi hadejado de ingerir carne vacuna.

Por lo tanto, revertir esta tendencia no será nada fácil para la Argentinaque, además, deberá luchar con sus naturales competidores como Estados Unidos,Australia y Nueva Zelanda que tratarán también de aprovechar esta emergenciasanitaria.

Por otra parte, difícilmente la industria esté en capacidad de aportar unacuantiosa suma.

En consecuencia, lo que se logre juntar alcanzará apenas para realizar unatibia campaña, muy puntual y muy acotada en el tiempo. Otra sería lasituación si se hubiera aprobado la ley que disponía la creación delInstituto de Promoción de Carnes.

Recordemos que esta iniciativa —estamos hablando de unos tres años atrás—había logrado un consenso generalizado. Pero, sorpresivamente, una de lasentidades de la producción modificó su posición original e impidió que elproyecto pudiera ser aprobado.

Perdimos, en consecuencia, un tiempo valioso e importantes recursos.

El proyecto preveía recaudar 1 peso por cabeza faenada (unos 12 millones depesos anuales). Hoy tendríamos en caja unos 40 millones de pesos, una suma quenos hubiera permitido realizar una campaña mucho más agresiva y másextendida.

Pero así son las cosas en la Argentina. Ahora parece que el gobiernoenviaría a extraordinarias aquel proyecto de ley.

Otro de los temas también demorados es el proyecto sobre promoción lecheraque aparentemente cuenta con un razonable acuerdo de entidades de la produccióny de la industria.

Hace no menos de seis meses que se está discutiendo esa iniciativa,propiciada por el diputado Humberto Volando y otra que promueve la diputadaPicazo (Santa Fe). Los debates resultan interminables y el tiempo sigue sucurso.

En definitiva, si no existe posibilidad de redactar un solo proyecto que seenvíen al plenario de Diputados y que allí se apruebe uno u otro.

Lo que resulta inaceptable es que el tema no se discuta y deba pasar para elpróximo período legislativo.

Insistimos en que muchas cosas de las que pasan y afectan al sectoragropecuario, ocurren porque éste carece de capacidad de presión para lograrmedidas que atenúen sus padecimientos.

Muy, muy pocos son los legisladores que vienen de esa actividad y entoncesdeben explicar a sus pares los proyectos de una manera muy didáctica porque hayquienes no entienden ni jota de lo que pasa en el campo.

El sector debe replantear a fondo este tema, porque cuestiones como las quecomentamos exceden el sentido común. (NA)

Temas en esta nota