Girasol: pronostican la peor cosecha en siete años

Por
20deDiciembrede2000a las08:37

La campaña de girasol de este ciclo resultaría la peor de los últimossiete años, debido a la merma productiva de la oleaginosa, respecto de laanterior, de acuerdo con evaluaciones oficiales y privadas.

Asimismo, las cotizaciones internacionales del grano se derrumbaron en másdel 35 por ciento, contrastadas con la zafra previa, una situación que seagravó con el recorte de la demanda externa, estimada en el 35 por ciento,especialmente de parte de importadores europeos, quienes recibieron mejoresofertas desde Rusia y Ucrania.

En ese contexto, los analistas del circuito granario consideraron que lacrisis que soporta ese rubro productivo afectó directamente la continuidad dela empresa Molinos en la actividad de molienda del grano, si bien la firmaindicó que la suspensión de sus funciones en ese sector obedece a "partede su programa de reestructuración", según se supo ayer.

En elaboración de aceite de girasol, Molinos, ahora propiedad de GregorioPérez Companc, ocupaba el cuarto lugar, detrás de Cargill, Oleaginosa Moreno yVicentín. En relación con los precios de venta del grano, que tuvieron picoshistóricos de 180 y 200 dólares por tonelada, este año rondaron los 130.

La Argentina cultivaría en la temporada 2000/2001, alrededor de 2,5 millonesde hectáreas de girasol, frente a los 3,6 millones (de ha) del períodoanterior, guarismo que representa una caída de 30 % en la superficie sembrada.

Ese valor se ubica por debajo de los valores promedio de las últimas sietetemporadas, de acuerdo con datos oficiales y privados, si bien desde este sectorse consideró que la caída productiva podría ser mayor, debido al retraso quemarcan las siembras de la oleaginosa a nivel nacional.

En ese contexto, vale recordar que también las cotizaciones de los aceitesdel rubro continúan bajando en el mercado internacional, arrastrando losvalores del grano.

Esa fue precisamente una de las razones de mayor peso a la hora de definirestrategias de siembras de la oleaginosa para esta campaña agrícola, por locual numerosos productores resignaron superficies históricamente dedicadas algrano para destinarlas al implante de soja, una de las alternativas másrentables hasta el momento en la producción agrícola del país.

Por otra parte, la Argentina que tradicionalmente fue una de las principalesproductoras y exportadoras de girasol, corre riesgo de desaparecer en loscinturones productivos internacionales, debido a la falta de rentabilidad que sucultivo implica para los productores agropecuarios, se alertó desde la Bolsa deCereales de Buenos Aires y los Mercados a Término de esta Capital y de Rosario.(DyN)

Temas en esta nota