Ahora Brasil acusa de dumping por el arroz

Por
21deDiciembrede2000a las08:11

Brasil volvió a la carga contra la Argentina. Ahora acusará a losexportadores argentinos de arroz de vender a precios de dumping e inició unainvestigación que podría terminar en la Organización Mundial del Comercio(OMC). Al menos, eso se confirmó ayer desde Rio de Janeiro y fue comunicado porla Dirección Nacional de Mercados a los arroceros argentinos, a pocos días deatenuado, aunque parcialmente, el conflicto lácteo. No obstante, la jugadapretende presionar a la Argentina para aumentar el arancel externo común delproducto clave para el Litoral argentino.

Si bien los brasileños de Rio Grande do Sul comenzaron a principios de esteaño con las denuncias de competencia desleal contra la Argentina y Uruguay,durante los últimos meses las colocaciones se fueron normalizando tras laintervención judicial que destrabó el conflicto generado por los arroceros delsur del país vecino. Aunque hubo marchas y contramarchas en el camino, el temaseguía en negociación hasta fines de octubre de este año cuando laFederación de Asociaciones Arroceros de Rio Grande do Sul (Fedearroz) presentóel pedido de apertura de una investigación por práctica de dumping ante elMinisterio de Industria y Comercio Exterior de Brasil.

La presentación brasileña incluye a diez empresas argentinas y uruguayas:Molinos Ala (en los dos países), Calimboy, Carogran, Molino Arrocero delLitoral, Menéndez, Yusin y Molino Arrocero Dos Hermanos. Los preciospresentados por los brasileños -discutibles para los argentinos-rondan entreu$s 120 y u$s 240 por tonelada de producto argentino colocado en Brasil. Segúnel mismo informe los argentinos venderían el arroz con cáscara en Brasil a u$s250 a un precio que varía entre 4% y 110% más barato que colocado en la plazaargentina.

El objetivo de Brasil es uno: aumentar el arancel externo común extraMercosur a 36% desde 13% actuales.

En realidad, la presión sobre el arroz se enmarca en una jugada múltiple deBrasil para llegar a junio próximo a la reunión del Consejo del Mercado Común(que concluirá la presidencia de Paraguay) con nuevos argumentos que facilitenel aumento de un paquete de productos agrícolas. El ministro de Agricultura deBrasil, Marcus Pratini de Moraes ya anunció que quiere una amplia revisión delArancel Externo Común (AEC) en productos como lácteos, ajo, arroz, que cuentancon subsidios en otros países. En la Argentina, en tanto, aún no hubo unpronunciamiento oficial. «Lo están analizando», se admite, mien-tras el mismoPratini de Moraes reconoce que las presentaciones por dumping en lácteos (quese definirá recién en febrero) y ahora en arroz, servirán para presionar a laArgentina a que acepte el aumento del AEC.

En tanto, la producción argentina de arroz cayó 50% en los últimos dosaños y la decisión de Brasil -uno de los dos principales compradores delproducto argentino (el otro es Chile)- acentuaría la preocupación deproductores e industrias locales. En tanto, los exportadores siguen reclamandoun aumento en los reintegros, que indican fue prometido por el gobierno aunquela medida nunca se efectivizó.

Temas en esta nota