El campo espera ganar rentabilidad

22deDiciembrede2000a las08:31

Especial

El 2000 deja sentimientos encontrados en los hombres de campo cordobeses.Pusieron en sus silos la mayor cosecha de la historia, con 15,95 millones detoneladas, pero las pizarras le jugaron en contra.

Mientras la producción fue 54 por ciento superior a la de la campaña 98/99,el valor de la producción llegó a 2.100 millones de dólares, 30 por cientomás que en el ciclo agrícola precedente.

Con este resultado, los buenos rindes sólo alcanzaron para saldar lascuentas y bajar el rojo de la caja, pero la renovación de los ánimosinversores aún se mantienen en suspenso.

Mientras tanto, cuando la Organización Internacional de Epizootia (OIE)elevó en mayo la calificación del estatus sanitario de las carnes argentinas,la reaparición en agosto del fantasma de la aftosa congeló la inercia de losmercados internacionales y la inmovilización de hacienda complicó a losganaderos. El efecto no demoró en propagarse hacia el sector frigorífico y losestablecimientos exportadores sumaron un escollo al despegue.

Los productores tamberos no tienen demasiados motivos para festejar. Elprecio por litro se mantiene entre los 12 y 15,3 centavos; con escasos márgenesde rentabilidad. Este año, la producción cordobesa caería un cinco porciento, respecto de los 3.100 millones de litros de 1999.

Como contraparte la industria, fuera de la amenaza brasileña de penalizar ala lechería argentina con altos aranceles, consigue colocar leche en extrazonaa 2.100 dólares la tonelada. Hace un año, esos valores apenas superaban los1.400 dólares.

Hacia adelante

La despedida del calendario llena de incertidumbre a los productores, ya queel horizonte no se muestra muy claro para los próximos 12 meses. Sin embargo,existen algunas señales de que, en el 2001, los hombres de campo puedan tenerun respiro.

En el plano agrícola, los chacareros se preparan para dar otro saltoproductivo, mientras esperan que, esta vez, la apuesta se complemente con unbuen perfil de precios.

“Si el clima acompaña, es muy probable que este año volvamos a tener otracosecha récord, incluso, superior a la de este año”, analizó ante La Vozdel Campo Néstor Roulet, presidente de Cartez.

Este alentador pronóstico fue también compartido por el titular del ConsejoProvincial de Coninagro, Carlos Garetto y el director de la Federación Agraria,Rodolfo Caffaratti.

Por lo pronto, el trigo viene dando buenas noticias. En esta campaña sesembraron en Córdoba 847 mil hectáreas, un 16 por ciento más que en lacosecha pasada.

A nivel país, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda)calculó en octubre último que la cosecha del cereal superará las 16,5millones de toneladas, contra las 15,10 millones que se levantaron este año.

En este caso, los precios muestran un revés respecto al año pasado, cuandoen diciembre llegó a 79 dólares por toneladas. Actualmente, las pizarrasestán 20 pesos arriba, lo que alimenta el buen ánimo en los productores. Algosimilar ocurre con la soja. Hace unos días se pagó por la oleaginosa de lavieja cosecha 210 dólares por tonelada, el mayor precio de los últimos dosaños.

Este cultivo es donde los productores ponen todas sus fichas. En la últimacampaña, la soja sorprendió con 6,36 millones de toneladas. Este rendimientoes un 65 por ciento más que en la cosecha pasada y superior en un 105 porciento, con relación con el promedio de la década, calculado en 3,09 millonesde toneladas.

Para la presente campaña, el Usda calcula que la producción argentinaorillará 23 millones de toneladas, 13,86 por ciento más que el ciclo anterior.

Calientan motores

La intención de siembra del sector fue monitoreada de cerca por losfabricantes de maquinaria agrícola, ya que un mayor oxígeno en las cuentas delproductor repercutiría directamente sobre una suba en la demanda a finales del2001.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota