En el agro afirman que el Inase daba superávit

Por
01deFebrerode2001a las08:22

Descontento por la disolución del Instituto Nacional de Semillas

Semilleristas y productores se sienten afectados por la medida

En unos 70 días, una nueva estructura lo reemplazará con idénticasfunciones dentro de la Sagpya
Mientras tanto, continúa con sus labores de control y fiscalización

En poco más de dos meses, el Ministerio de Economía aprobaría la creaciónde la nueva estructura que reemplazará al Instituto Nacional de Semillas(Inase). Mientras tanto, no cede la inquietud en el sector semillero y de laproducción agropecuaria ante el destino del control, fiscalización y otrastareas desarrolladas por esa oficina.

Básicamente, la industria semillera demanda que la nueva estructura cumplauna actividad tal como la que venía desarrollando el Inase. "Sudesaparición afecta el esquema de supervisión de un insumo básico y eso esuna muestra de inseguridad jurídica que puede afectar inversiones en elsector", dijo a La Nación el presidente de la Asociación de SemillerosArgentinos (ASA), Oscar Domingo.

En el contexto de la reforma del Estado, el jefe de Gabinete, ChrystianColombo, había dispuesto en noviembre último la disolución del Inase y latransferencia de los recursos humanos, materiales y financieros a la Secretaríade Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagpya).

En razón de esto último, la Sagpya elevó entonces un proyecto a Economíasobre la nueva estructura (Oficina Nacional de Semillas), al cual se leatribuyen los objetivos del ex Inase, incluyendo la colaboración de lossectores relacionados con él.

Mientras tanto, el organismo sigue funcionando por una resolución de laSagpya hasta tanto se apruebe el nuevo Inase (así se llamará).

Incluso, conservan la fuente laboral los 74 empleados de planta permanente ysu ex presidenta Adelaida Harries, que se desempeña como responsable de lagestión.

Precisamente, Harries refutó otro argumento esgrimido por el Gobierno,referido a los elevados costos en su directorio. "Con la excepción delpresidente -ella misma-, el resto de los directores, que provenían de laproducción, de los semilleristas, del comercio y de la Sagpya, estaban adhonórem", dijo.

Los sueldos de los empleados eran de 500 a 1000 pesos, y de 3000 a 4000 el delos jerarquizados. "Pero son las remuneraciones que fija la SecretaríaNacional de Administración Pública (Sinapa)", explicó la funcionaria.

Sus funciones

El Inase fue creado en 1991 y funcionaba como organismo descentralizadodentro de Agricultura. Tenía como tarea asegurar al productor agropecuario lacalidad, sanidad e identidad de la semilla que adquiría, promover y controlarel comercio nacional e internacional de semillas y defender los derechos delcriador.

Además, aplicaba sanciones ante la ausencia, falsedad o deficiencia en elrotulado de semillas o la difusión de semillas de cultivares no inscriptos enel registro nacional, entre otras funciones.

Semilleristas y productores afirman que era un organismo superavitario.

Según las cifras del Inase, el año último recaudó 4.194.000 pesos por lacontraprestación de sus servicios, de los cuales gastó 3.757.000 pesos parafinanciar su presupuesto y aportar al Tesoro nacional, como resultado de lo cualquedó con un superávit de 437.000 pesos.

"La nueva estructura intentaría al menos igualar el sistema de trabajodesarrollado por el Inase", manifestó Inés Dorrego, gerente técnica dela Cámara de Semilleristas de la Bolsa de Cereales. "¿Y si el objetivo eslograr algo similar, por qué se eliminó el Inase?", se preguntó.

"Era el organismo que le daba garantías al productor por la semilla quecompraba y el eventual ámbito de reclamo ante cualquier irregularidad",expresó Mario Llambías, vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentina

Temas en esta nota

    Cargando...