Organización Mundial del Comercio. Propuestas argentinas al Comité de Agricultura

Por
06deFebrerode2001a las09:00

C. FEDERAL.- La Argentina presentará al menos dos propuestas en la ReuniónExtraordinaria del Comité de Agricultura de la Organización Mundial delComercio, que se inició ayer y finalizará el miércoles 7 en Ginebra, Suiza.En este contexto se tratará la reforma fundamental del comercio agropecuario yla Argentina centrará sus propuestas en la reducción de las ayudas económicasde los países centrales a su agricultura, al tiempo que elevará suspreocupaciones no comerciales que se desprenden de los subsidios.

Según informó la OMC, la Argentina solicitó el tratamiento de las EmpresasComerciales del Estado, en el que proponen que "los Miembros convengan enestablecer disciplinas para las actividades de las empresas gubernamentales y nogubernamentales".

"Pero también para las entidades de comercialización que se beneficiande los derechos de monopolio sobre las importaciones y exportaciones, con elobjeto de evitar que se produzcan efectos de distorsión en el mercado",añaden.

Además el organismo mundial consideró oportuno el debate sobre laComunicación Técnica de la Argentina porque "responde a una preocupaciónno comercial legítima".

Esta propuesta parte del Acuerdo sobre la Agricultura que "establece lacontinuación del proceso de reforma mediante la aplicación de reduccionessustanciales y progresivas en materia de la ayuda y la protección a laagricultura".

"Las negociaciones en curso tienen como finalidad determinar qué nuevoscompromisos son necesarios para alcanzar el objetivo de establecer un sistema decomercio agropecuario equitativo y orientado al mercado", sostiene el textoque se elevará en la reunión.

"Para ello es necesario tener en cuenta las preocupaciones nocomerciales, que se desprenden de las restricciones y distorsiones comercialesexistentes, el trato especial y la diferenciación que debe otorgarse a lospaíses en desarrollo."

"La pobreza rural, el desempleo y la protección del medio ambiente sontres de nuestras preocupaciones no comerciales más apremiantes y legítimas quepueden ser atendidas por todos los Miembros de la OMC", sostienen.

Este planteo es "compatible con el objetivo de establecer un sistema decomercio agropecuario equitativo y orientado al mercado".

"Cuando un gobierno subsidia masivamente la producción y/o laexportación, está distorsionando los precios internacionales, y sus efectos sesienten internacionalmente", alega el texto.

"Las decisiones que hacen a las inversiones, los métodos deproducción, el comercio y el consumo se hace en función de los precios. Siéstos resultan distorsionados, las decisiones, aún las adoptadas en lugaresdistantes al origen de la subvención, pueden resultar afectadas."

"Así, si los subsidios fomentan nuevas inversiones en el sectorsubvencionado, esas inversiones no se realizarán en otros lugares, por ejemploen países en desarrollo donde la producción agropecuaria es menos intensiva ydonde la pobreza rural, es la principal causa de degradación ambiental en elmedio rural y urbano", concluye. (Télam)

Temas en esta nota

    Cargando...