Lucha contra la fusariosis de los cereales mediante genes del propio Fusarium

Por
19deSeptiembrede2002a las08:02

La fusariosis o tizón de la espiga de los cereales de otoño-invierno (Fusarium graminearum) es una de las enfermedades fúngicas de trigo, centeno y cebada en zonas húmedas en muchos países, incluido España.

Además de los daños en la cosecha F.graminearum puede producir micotoxinas que son nocivas para la salud de las personas o animales que consuman el grano. Científicos del Servicio de Investigación Agraria de EEUU (ARS) y de varias universidades norteamericanas han unido esfuerzos para obtener material genético de resistencia del trigo y cebada a los ataques de Fusarium, mediante el uso de la biotecnología.

El método genético consiste en construir estos genes con piezas del propio hongo, Fusarium, de forma que se estimulen las propias defensas de la planta, de forma similar a una autovacuna. Este método de tener éxito tendría aplicaciones podría tener aplicación a otras muchas enfermedades criptográmicas.

Los investigadores han diseñado genes que estimulan a la planta a segregar unas enzimas llamadas chiti, nasa y glucanasa, que son similares a las que sintetiza el propio Fusarium cuando ataca a la planta, de forma que la misma planta adquiere la propiedad de perturbar la acción enzimática de las hifas del hongo patógeno impidiendo la infección.

Servicio de Investigación Agraria de EEUU (ARS)

Temas en esta nota