Una conducta diferente que permite ganancias

Por
02deOctubrede2002a las08:24

Las cotizaciones agrícolas internacionales, aun con leves oscilaciones, mantienen la firmeza proyectada por los mercados y determinan situaciones favorables para la producción local, que aún mantiene en su poder un volumen de granos y oleaginosas que ronda los 11,5 millones de toneladas.

De acuerdo con evaluaciones realizadas desde el sector privado, incluyendo la conducción de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el tonelaje en manos del sector productivo, correspondiente a la campaña previa, representaría aproximadamente unos 1.700/1.750 millones de dólares.

El dato no es menor si se considera que, históricamente y a esta altura del año, los chacareros ya se habían desprendido del grueso de la cosecha de oleaginosas, que deja los verdaderos ingresos fuertes del año para encarar el nuevo ciclo y hacer frente, además, a la eventual adquisición de equipos, implementos y maquinarias para el agro.

Ventas dosificadas

Este año, en tanto, jaqueados por los vaivenes de la crisis nacional, pero secundados favorablemente por la evolución positiva que muestran las cotizaciones internacionales de los commodities agrícolas, los productores siguen aplicando las mismas técnicas comerciales que adoptaron a comienzos de año, cuando en pleno verano comenzaron a dosificar las ventas del trigo del ciclo 2001/2002.

Es más: analistas del circuito granario local, de acuerdo con los reportes diarios que eleva el sector molinero, afirman que de esa cosecha triguera, la producción aún conserva unas 700/750 mil toneladas, un volumen inusual para esta época del año.

El grano como respaldo financiero

Respecto de los granos gruesos y forrajeras que permanecen en poder de los chacareros (silos o acopio), pocos esperan que se ofrezcan en volúmenes importantes en la plaza física y en el corto plazo.

Por el contrario, se estima que el sector productivo primario rural continuará con el grano como respaldo financiero, ante mayores cambios desfavorables que podría presentar el escenario político-económico del país y, de cara a esa situación, siempre contarían con la mercadería como alternativa de financiamiento para continuar -y optimizar- el negocio agrícola local.
Además, desde la punta vendedora también se sostuvo que mientras en el gobierno no se definan aspectos esenciales referidos a la política tributaria vigente, la posibilidad de mantenerse «en granos o vacas» continúa siendo la opción más rentable para hacer frente a pagos que, por ahora, no parecen orientados a cambios que favorecerían tanto el pago de los gravámenes como la puesta en marcha de sistema impositivo acorde a los tiempos de producción del país.

Bajan 38 por ciento las exportaciones al Mercosur

En lo que respecta al destino de las exportaciones se observó una sensible baja de 38 por ciento en las ventas al Mercosur. Aquí nuevamente queda reflejada la paralización de la venta de autos a Brasil.

Pese a esta caída el Mercosur al que se le vendió por 411 millones de dólares es el principal socio comercial de la Argentina.
En un rango similar se ubicó la Unión Europea, hacia donde se destinaron 379 millones de dólares, pese a que esta cifra resultó 17 por ciento menor a igual mes del año pasado.

Una variación positiva se observó en las exportaciones a Chile, que saltaron 8 por ciento de 266 millones a 286 millones, en la comparación interanual.

Temas en esta nota