El aumento de ingresos no alcanza para bajar el déficit

Por
02deOctubrede2002a las08:17

En ese mes “el sector público nacional registró en términos de caja un déficit de $249,8 M. Dicho resultado representa, al descontar los recursos por privatizaciones, un aumento de $320,7 M. respecto del nivel observado en igual mes del año anterior”, informó con singular retraso la Secretaría de Hacienda.

Destaca la repartición que “con relación a agosto de 2001 la diferencia en el resultado global fue originada principalmente por el mayor nivel de pagos (se incrementan en $964,5 M) que excedió el aumento observado en los recursos globales ($643,8 M)”.

En dicho período se verificó el efecto del mayor peso que adquirió el pago de intereses, $454,1 M, que se explicó por el efecto de la variación del tipo de cambio, en especial sobre los servicios operados con el FMI, aunque el default con el resto de los acreedores le posibilitó al Estado no honrar compromisos por unos $820 M, que hubieran elevado el déficit real de caja a más de $1.000 M.

También se menciona como determinante del salto del gasto primario la expansión de las transferencias al sector privado en $335,8 M, por la ejecución del Programa Jefas y Jefes de Hogar, pese a que es financiado con los recursos que el Gobierno obtiene de las retenciones sobre las exportaciones.

“El déficit global del sector público nacional para el período enero-agosto de 2002 se redujo en $2.366,7 M, esto es un 38%, respecto de igual período del año anterior. En tanto, el resultado primario observó un superávit de $124,6 M., morigerado ante la importante ponderación que cobra particularmente el Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial”, destaca el comunicado de la secretaría que conduce Jorge Sarghini.

Ganancia primaria

Los economistas de Hacienda resaltan “el persistente esfuerzo por el lado del gasto primario que, al posibilitar en los ocho meses un ahorro de $1.431,6 M, permitió contrarrestar en exceso la merma en $1.009,5 M observada en los recursos”, fenómeno que se visualiza con claridad al excluir, a efectos de un análisis homogéneo, la carga que representa la contabilización a partir de marzo pasado del resultado del uso de los Fondos Fiduciarios para el Desarrollo Provincial.

De ahí concluyen que el superávit primario resulta sensiblemente incrementado, alcanzando a superar en $422,1 M al verificado en el ejercicio 2001.

Sin embargo, esa contribución luce insignificante frente al crecimiento de los compromisos financieros que este Gobierno decidió no honrar y que por efecto de la ruptura de la convertibilidad sin un plan sustentable ha provocado atrasos en el servicio de la deuda pública por unos $17.800 M, desde comienzos de este año.

Temas en esta nota