Piden un aumento en el precio de la leche

Por
07deOctubrede2002a las08:23

CORDOBA.- Los tamberos volvieron a reclamar ayer que no cubren sus costos con los precios que se les pagan por el litro de leche y alertaron que corren riesgos los volúmenes de producción del invierno de 2003. "Hemos llegado al límite del aguante y va a faltar leche", pronosticaron los productores. "Se desarmará el sector lácteo", advirtieron, a su vez, los dirigentes.

Estas fueron las expresiones predominantes en la Exposición Rural de San Francisco, ciudad del este cordobés enclavada en una de las cuencas más importantes del país y caja de resonancia de los problemas del sector.

El presidente de la Sociedad Rural local, Néstor Saglione, detalló que para poder competir con un alquiler de campos de 9 quintales de soja el precio de la leche debería orillar los 43 centavos, mientras que hoy los productores están cobrando entre 27 y 31 centavos, según calidad y el volumen de entrega.

Frente a esa realidad, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Manuel Cabanellas, hizo hincapié en la ostensible "indiferencia del Gobierno, al no hacer nada, dejar que siga el cierre de tambos, que se eche por la borda el avance genético de un montón de años y se extingan miles de puestos de trabajo. Esta no es manera de construir un país", sentenció.

El acto central de la muestra tuvo lugar ayer. Contó con la asistencia del gobernador interino de Córdoba, Hermán Olivero, y del ingeniero José Gariotti, secretario de Industria de Santa Fe, enviado especialmente por el gobernador Carlos Reutemann.

El día anterior se realizó la jura de clasificación de la raza Holando Argentino. Los problemas del sector estaban presentes en todas las conversaciones de cabañeros y productores. Norberto Alisio, que entrega 2500 litros diarios en la zona de San Francisco y es tesorero de Manfrey -una cooperativa láctea radicada en un pueblo vecino-, confesó que "la pelea con la soja es muy dura". Claudio Karlen, de Freyre, productor de 9000 litros diarios, graficó al respecto: "La soja está pechando muy fuerte".

Ambos manifestaron que los márgenes que ofrece la agricultura les han planteado una competencia feroz a las vacas lecheras.

Mientras tanto, con ayuda de la devaluación, las exportaciones lácteas crecieron un 40%. Los precios internacionales pasaron de 900 dólares la tonelada a 1200/1300 dólares la tonelada.

Temas en esta nota

    Load More