Guaraníes dicen no tener el mal ; Paraguay asegura que es víctima de boicot comercial

10deOctubrede2002a las08:17

Mientas el gobierno argentino cerró sus fronteras y decretó un "alerta sanitario" en cinco provincias del norte y este del país como medida preventiva ante la aparición en Paraguay de un virus vesicular, con características similares a las de la aftosa, el gobierno guaraní respondió con una medida similar, tras tildar de "apresurada, exagerada y sin fundamento técnico" la reacción de Buenos Aires.

Las medidas argentinas y brasileñas provienen del temor de que efectivamente se trate de fiebre aftosa la enfermedad constatada en la hacienda San Francisco, propiedad del brasileño Francisco Da Rosa Ferreira, ubicada a 600 kilómetros de Asunción y a 120 de la frontera con Brasil, donde se tomaron 400 muestras de sangre que están siendo analizadas en el laboratorio.

Anoche, técnicos y jerararcas ministeriales de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay participan el Director General de los Servicios Ganaderos, Dr. Recaredo Ugarte y el representante de los productores en la Conhasa, Dr. Jaime Castells, se encontraban reunidos en el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa) en Río de Janeiro, en el marco del Comité de Emergencia Extraordinario del Convenio Cuenca del Plata, donde posiblemente se adoptarán medidas de común acuerdo.

Las "estrictas medidas de control" en las fronteras de las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Salta, se tomaron "ante la falta de información respaldada por los organismos regionales competentes y garantías sobre la situación en Paraguay", señaló el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) de Argentina. Además, la normativa oficial dispone suspender, desde hoy y de forma "preventiva", la entrada en Argentina, así como la "importación o tránsito a terceros países", de "toda mercancía de origen agropecuario proveniente de Paraguay". Si bien en Argentina no se consume carne de Paraguay, por sus carreteras es trasladada hacia Chile, país que está libre de aftosa oficialmente desde 1994.

BOICOT. En Asunción pululan las voces de protesta por las medidas brasileñas y argentinas. El ministro de Industria y Comercio, Euclides Acevedo, señalando: "Brasil y Argentina invadieron nuestra soberanía económica. Existe un boicot contra el Paraguay debido a su ingreso vertiginoso en los mercados chileno y europeo".

Denunció que las autoridades argentinas "en una muestra de soberbia y prepotencia extendieron la prohibición a la yerba mate que no tiene nada que ver con la carne. Por ejemplo, las empresas paraguayas no pueden exportar yerba mate al Uruguay".

"No es un ojo por ojo, diente por diente, pero es necesario que sientan esta medida y el daño que ocasionan a nuestra economía", dijo el ministro de Agricultura y Ganadería, Darío Baumgarten, asegurando que en Paraguay "no hay aftosa" y ofreció realizar inspecciones conjuntas.

Para entrar en tema

En los últimos días, primero Brasil y luego Argentina decidieron vetar la entrada de productos agropecuarios procedentes de Paraguay a raíz de un presunto brote de aftosa registrado en el departamento de Canindeyú, este del país, en la frontera con Brasil, que fue desmentido tajantemente por las autoridades sanitarias paraguayas.

Chile y la Unión Europea, compradores de carne paraguaya, manifestaron "comprensión" hacia dicho país y, según el canciller guaraní José Moreno Ruffinelli, se les continuará enviando el producto a la UE y a Chile, cuando "el camino esté abierto".

Paraguay estudiará desde el punto de vista jurídico la posibilidad de exigir una compensación a través de Mercosur por las pérdidas ocasionadas a la industria local como consecuencia del cierre de fronteras, aunque señaló que "no es una cuestión sencilla".

Uruguay no tomó ninguna medida preventiva salvo establecer una más rigurosa revisación a los vehículos que ingresen al país por v

Temas en esta nota