Fideicomiso para financiar la producción de soja

Por
18deOctubrede2002a las11:10

El Banco Río anunció el próximo lanzamiento de un programa de financiación estructurado en la base de un fideicomiso financiero, cuyo objetivo será el de brindar crédito a productores agropecuarios para la campaña de soja.

Además del financiamiento, el producto ofrecerá estructuras de cobertura en los costos financieros y de producción, como asimismo seguros contra efectos climáticos.

Ventajas

Entre los beneficios que recibirán los productores agropecuarios, se encuentran los siguientes:

Seguro de cambio. Con este esquema de financiación, los productores tendrán estructuras de cobertura para evitar desviaciones en los costos tanto de producción como financieros.

La estructura propuesta, que está implícita en el crédito, permite al productor obtener prácticamente un seguro de cambio para afrontar el pago de su deuda, cuando corresponda el vencimiento respectivo, dado que el pago es asumido en dólares.

Cobertura para el productor. A través de este programa, el productor agropecuario asume en cierta forma una deuda financiera que será pagadera en especie, y así obtiene una cobertura perfecta dado que a cambio de una obligación de repago futura, recibe dinero en el presente para solventar los gastos de siembra, lo que transforma esta operación en crédito puro para el productor.

"Este esquema representa una notable mejora respecto de cualquier alternativa que pueda disponer el productor hoy en día, dado que hasta ahora sólo por medio del trueque, o canje como es llamado usualmente, el productor accede a insumos determinados que representan una proporción de sus costos de producción", indicó el banco.

Seguros. Bajo este programa, el productor también estará protegido de eventos climáticos adversos por medio de pólizas de seguro que lo cubrirán razonablemente.

Características

La estructura financiera del programa está basada en el análisis y la detección de productores cuya capacidad de producción de grano, aunque sea en una porción de ella y no en su totalidad, pueda estar derivada a su comercialización presente con entrega futura, con la posibilidad de fijar coberturas de precios para el grano. De este modo se cubre al productor y se protege el activo que respalda a los inversores del fideicomiso.

Otro de los pilares radica en la atomización de los productores y en la disminución de los factores de riesgo implícitos en la operación, lo que a su vez redunda en el hecho de que los beneficios del programa alcanzarán a una mayor cantidad de productores. Esto también contribuye a contar con las ventajas de una mayor dispersión geográfica de la localización de los cultivos a ser financiados.

Por otra parte, y con el fin de generar aún mayor seguridad crediticia al programa y a los futuros inversores, el Banco Río incluyó en la estructura financiera de la operación, un aval por las obligaciones que asuma cada productor frente a los inversores.

El lanzamiento se realizaría a fines de este mes o en los primeros días de noviembre, y por un plazo no superior a ocho meses, durante los cuales cada productor, además de obtener créditos para producir soja, también podrá comercializar una porción de su producción de la campaña de soja 2002-2003 en mejores condiciones en relación a otras alternativas disponibles.

Temas en esta nota

    Load More