España cree que "ahora toca ser solidarios" y acepta la congelación de las ayudas agrícolas

25deOctubrede2002a las11:02

BRUSELAS.

El equipo encabezado por el presidente del Gobierno, José María Aznar, lo considera "lógico" porque si Francia, que también es un país agrícola acepta la propuesta también puede deducirse que es óptimo para nuestro país.

Las fuentes consideraron que este pacto sería adecuado también para los candidatos porque plantea una perspectiva de trato igualitario en 2013.

El único 'pero' de la delegación española

No obstante, consideraron que se podría "mejorar la redacción" respecto al párrafo que establece que el principio de estabilidad de la Política Agraria Común servirá de uía para "otras áreas".

Destacaron, además, que España no quiere prejuzgar las reformas que están en marcha para después de 2006.

Bulgaria y Rumanía, en 2007

Por otra parte, la cumbre europea de Bruselas ha acordado incluir en sus conclusiones la fecha de 2007 como la de la posible adhesión de Rumanía y Bulgaria a la UE.

La Presidencia de la UE apoya el pacto francoalemán de congelar los gastos agrícolas en 2007

El presidente de turno del Consejo Europeo, el primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, ha propuesto a los Quince un compromiso por escrito de que los gastos de mercado y pagos directos agrícolas en la UE de 25 miembros no puedan superar, en periodo 2007-2013, el nivel que se alcance en 2006.

El borrador de conclusiones presentado por la presidencia danesa recoge así el pacto alcanzado ayer por Francia y Alemania para financiar las ayudas agrícolas a los 10 países que entrarán en 2004, congelando los gastos agrícolas en los niveles de 2006.

Así, respalda el principio de la Comisión Europea para otorgar pagos agrícolas directos a los nuevos socios de manera gradual, empezando, en 2004, por un 25 por ciento de lo que les correspondería como miembros 'antiguos', el 30 por ciento en 2005, 35 por ciento en 2006 y 40 por ciento en 2007. A partir de ese momento se fijarían incrementos anuales del 10 por ciento, para que en 2013 reciban el cien por cien "del nivel aplicable entonces" en los 15 miembros actuales.

Añade que esta oferta es "sin prejuicio de futuras decisiones sobre la PAC (Política Agrícola Común) y la financiación de la Unión Europea".

Por otro lado, subraya que el "esfuerzo general hacia la disciplina presupuestaria planteado por el Consejo en Berlín (1999) debería continuarse en el periodo que se inicie en 2007", y deja claro que el principio de estabilidad fijado para la PAC debería ser "un principio guía para otras áreas de las finanzas de la Comunidad".

De este modo, el texto propuesto por la presidencia no menciona explícitamente los fondos estructurales o las compensaciones como el cheque británico. En cambio, rebaja en 2.500 millones de euros las propuestas de la Comisión para fondos estructurales a los 10 nuevos miembros, y propone 23.000 millones de euros para el periodo 2004-2006.

En cuanto a las compensaciones presupuestarias a los nuevos socios --que participarán íntegramente en el presupuesto pero recibirán las ayudas gradualmente--, afirma que se pagará a los que reciban menos dinero, en saldo neto, que en 2003, pero precisa que la cantidad concreta "se determinará al final de las negociaciones", es decir en diciembre.

Las cantidades deberán respetar los techos de las perspectivas financieras acordadas en Berlín en 1999 y de la partida reservada entonces para la ampliación.

La propuesta de conclusiones de la presidencia destaca que debe respetarse el techo de gastos fijado en Berlín y que el gasto de la UE debe seguir "respetando tanto la imperativa disciplina presupuestaria y la eficiencia del gastos" como la necesid

Temas en esta nota