SanCor cerraría planta de quesos

Por
29deOctubrede2002a las08:04

SanCor podría cerrar antes de fin de año la planta productora de quesos ubicada en Pozo del Molle, en la provincia de Córdoba, cuya actividad está paralizada desde hace dos meses y sus empleados permanecen suspendidos hasta diciembre con goce parcial de sueldos.

Se trata de una de las doce usinas en las que la cooperativa lechera produce quesos. Las once restantes, en tanto, no están al margen de la crisis. “Todas sufren falta de abastecimiento y, en consecuencia, bajaron sus niveles de productividad”, admitió a INFOBAE un ejecutivo de la firma líder del mercado lácteo argentino.

El empresario puso sobre la mesa las razones por las que la usina de Pozo del Molle podría bajar sus persianas.

En primer lugar admitió el efecto perjudicial de la competencia desleal. “Más del 30% de la industria opera con algún margen de ilegalidad: si no evaden IVA, pagan sueldos de peones rurales o no respetan la cadena de frío o las normas básicas de calidad, pero en las góndolas compiten codo a codo con quienes nos manejamos por derecha”, dijo.

A esto se suma una cuestión estratégica de la empresa. “Por las ventajas del tipo de cambio nos conviene más destinar leche a la producción de leche en polvo para exportación que a quesos, que se venden en el mercado interno”, dijo.

El asunto es que la producción de leche disminuyó significativamente, por lo que su destino depende de decisiones estratégicas.

El empresario buscó no generar falsas expectativas con respecto al futuro de la planta quesera y su centenar de empleados. “Toda empresa está sujeta a una reestructuración constante, y la suerte de esta planta dependerá de eso. Si se decide seguir, bien, y si no, se pagará lo exigido por ley a quienes se indemnicen y el resto del personal se destina a plantas de mantenimiento”, aseguró el ejecutivo de la compañía láctea.

La planta que peligra fue adquirida por SanCor cuando quebró otra empresa del sector, Casanto.

En esa ciudad cordobesa se producen quesos blandos, como el cuartirolo y el por salut, al igual que el queso de barra, que se suele vender en fetas en almacenes y supermercados.

Los empleados de la planta temen el cierre definitivo de la misma. Creen que como cambiaron recientemente las autoridades de la cooperativa es un buen momento para tomar este tipo de decisiones.

La empresa, en calidad de peticionante, negoció en Washington la posibilidad de exportar a los Estados Unidos tanto dulce de leche como queso parmesano en condiciones preferenciales, sin pagar arancel o pagando un mínimo del mismo.

El resultado se conocerá recién en enero del año próximo. En caso de ser positivo, la producción de queso argentino podría competir mano a mano con la de leche en polvo.

Temas en esta nota