La aftosa en Uruguay y la región

31deOctubrede2002a las08:07

Entrevista al Dr. Raúl Casas Olascoaga

¿Cuál es la situación actual en la región?

"La epidemia de fiebre aftosa dejó en las poblaciones afectadas una sólida inmunidad frente al serotipo A, a la que se suma la fuerte inmunidad adquirida para los serotipos O y A por el efecto de los actuales programas masivos de vacunación sistemática de la especie bovina en los países de la Cuenca del Río de la Plata.

Argentina, Uruguay y la zona Sur de Brasil, integrada por Rio Grande do Sul y Santa Catarina, están, según las normas del Código Zoosanitario Internacional de la OIE (Organización Internacional de Epizootias), en el período de espera para la restitución del status de libre con vacunación. El estado de Santa Catarina no presentó ningún caso de fiebre aftosa. Este estado no utiliza la vacunación desde hace algunos años.

Paraguay mantiene su status de libre con vacunación reconocido por la OIE desde mayo de 1999.

Recientemente se ha verificado una sospecha de enfermedad vesicular en Canindeyú, Corpus Christi, en la frontera de Paraguay con Mato Grosso do Sul, Brasil. Los servicios de la DGSG/MGAP han informado detalladamente sobre los resultados de la reunión y el acuerdo firmado el 9 de octubre en Panaftosa, y la decisión de enviar una misión de auditoría e inspección a la referida región, con facultades de hacer un diagnóstico de situación en otras regiones de Paraguay (panorama al 20 de octubre)."

¿Qué pasará si se confirma el foco?

"En ese caso, Paraguay pierde la condición de país libre de aftosa con vacunación, y debería comenzar el repechaje, con una espera de dos años (criterio vigente hasta ahora)."

¿Qué opinión tiene con respecto a la estrategia de dejar de vacunar en algún momento no lejano?

"Como expuse en un documento reciente: 'La suspensión o desactivación de la vacunación sistemática en los países o zonas libres de fiebre aftosa conectadas territorial y comercialmente con las áreas endémicas y áreas con circulación activa del virus de la fiebre aftosa en las poblaciones animales, es y será de severo riesgo y es altamente probable que la oferta de virus de la fiebre aftosa pueda provocar la reintroducción de la infección con el crecimiento de poblaciones susceptibles, desprovistas de la protección inmunitaria conferida por la vacunación.

Las múltiples y extensas fronteras terrestres entre los países, el intercambio comercial pecuario y la movilización de ganado joven para áreas de invernada son factores de peligro constante.

Es por ello que el proceso de transición del estado de libre con vacunación al estado de libre sin vacunación debe ser efectuado previo un completo análisis de riesgo que verifique una evolución favorable del control de la fiebre aftosa en las áreas endémicas persistentes y en los nichos activos de circulación viral, y una política sanitaria regional solidaria e integrada'." 

Los plazos de exclusión

En enero de este año, en base a una propuesta técnica elaborada por el Dr. Casas Olascoaga, Uruguay planteó ante la OIE la modificación del Código Zoosanitario Internacional en el Capítulo Fiebre Aftosa. Algunos de los cambios propuestos fueron aceptados. No cambió, sin embargo, el más importante para nuestros intereses: el acortamiento de los plazos ­pasar de dos años a un año, contados desde la extinción del último foco­, para que un país o zona recupere su condición de libre de aftosa con vacunación.

"Es aceptable que, cuando un país que está en etapa de desarrollo de su estructura sanitaria de control y en vías de aspirar al reconocimiento de la condición de libre de aftosa, se le exijan dos años para obtenerlo.

Temas en esta nota