Brasil se queda sin trigo

Por
05deNoviembrede2002a las08:24

La Argentina podría colocar en ese mercado más del 70 por ciento del saldo exportable de la próxima cosecha.

Gladys de la Nova Agencia DyN

Tal como sucede desde hace más de una década en el país vecino, se espera una producción que rondaría los 2,5/2,7 millones de toneladas, insuficiente para abastecer la demanda local, que ubica al consumo anual en los once millones de toneladas.

Si bien la Argentina verá recortada su cosecha triguera de este ciclo, aproximadamente, en unos dos millones de toneladas (se prevén 14 millones de toneladas), también la oferta mundial será ajustada en este ciclo, por lo cual se espera, además de una buena performance exportadora, que las cotizaciones se tonifiquen aún más.

La producción de trigo local, aunque los valores en dólares resulten inferiores a los que exhibe la plaza de Chicago, recibiría un soplo de aire fresco en el cambio de la divisa a pesos, ya que los más de 1.150/1.200 millones de dólares que dejaría la zafra nueva aquí equivalen a unos 4 mil millones de pesos.

En ese contexto, la comercialización del cereal de esta campaña resultará la más rentable de los últimos cuatro años, por el aumento del valor del grano en la plaza internacional, sumado a la devaluación del peso dispuesta en enero.

Además, según confirmaron autoridades brasileñas a medios de ese país, no se prevé comprar trigo de origen estadunidense, luego de conocida la decisión de la Aduana argentina de impedir el desembarco aquí del cereal contaminado con excremento de ratas y plagas exóticas de alta peligrosidad procedente de los Estados Unidos.

La información consigna que Brasil cerró sus fronteras al ingreso del grano producido en los Estados Unidos "por cuestiones sanitarias".

Asimismo, anualmente, Brasil resulta el principal comprador de trigo argentino y aunque importe de Canadá parte del tonelaje que necesita para su molienda interna, el país limítrofe es literalmente un mercado cautivo para el cereal de producción argentina y, este año, al bloquear el ingreso de la mercadería estadunidense, se espera que eleve su demanda del grano nacional de la zafra nueva.

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) informó que la producción total de cereales, leguminosas y oleaginosas de ese país llegaría este año a 97,83 millones de toneladas, un 0,72 por ciento inferior a la del año pasado.

En el caso del trigo, el recorte se ubicaría en 13,94 por ciento, a raíz de la caída productiva en el estado de Paraná, cercana al 23 por ciento, respecto de las proyecciones que se esperaban, indica un relevamiento de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Datos del mundo. El Consejo Internacional de Granos recortó en 3 millones de toneladas su previsión sobre la producción mundial de trigo de la campaña 2002/03 respecto de su informe anterior, a 562 millones de toneladas.

El organismo británico explicó que dicho recorte se generó ante la fuerte caída en la producción de trigo australiano, que se ubicaría en torno de los 10 millones de toneladas.

Además, también señala los recortes y reducciones de producción que se proyectan para las cosechas de Estados Unidos y la Unión Europea, mientras que en Canadá los cálculos de la cosecha no evidenciaron cambios, pero se observan disminuciones en la calidad del cereal.

Forrajeras. La cosecha mundial de granos forrajeros podría llegar en la campaña 2002/03 a 879 millones de toneladas, sostuvo el Consejo Internacional de Granos (IGC) en su informe mensual. Su actual previsión se ubica en 10 millones por encima de lo estimado en el informe anterior.

Según el IGC, se prevén incrementos en las cosecha de maíz chino y estadunidense, así como en la producción de cebada rusa.

Temas en esta nota