Exigen compensar los subsidios europeos

Por
15deNoviembrede2002a las08:17

La Argentina pidió a la Unión Europea (UE) que compense los efectos nocivos de su política de subsidios al agro sobre las exportaciones del Mercosur, en una eventual zona de libre comercio entre ambos bloques. Así lo dejaron en claro los negociadores argentinos en la reunión UE-Mercosur finalizada ayer en Brasilia.

"No se logrará desmantelar la política agraria común (PAC) europea con esta negociación, pero es posible determinar cuáles mecanismos han sido más perniciosos en sus impactos en nuestras exportaciones y, a partir de allí, encontrar mecanismos que neutralicen o compensen sus efectos", declararon los diplomáticos del Palacio San Martín. La UE, en cambio, pretende que la discusión agrícola, la que más interesa a la Argentina, se relegue a la ronda de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que finalizará en 2005.

Los europeos descartan la remoción de la PAC mientras que Estados Unidos y Japón sostengan sus subsidios al agro. En la última cumbre presidencial de UE-Mercosur, en mayo pasado en Madrid, la Argentina planteó la alternativa de centrar el debate en reducción de aranceles y cuotas a la importación, pero Brasil se mantuvo intransigente. De ahí que ahora la Argentina se ilusione con compensaciones por las subvenciones.

Los negociadores de la UE -ocupada en el proceso de ampliación hacia el Este-, y el Mercosur -atribulado por las crisis de sus socios-, terminaron definiendo ayer las reglas que tendrá el proceso de negociación birregional. La fase final de la discusión comenzará el año próximo, pero los europeos se niegan a fijar una fecha límite. Incluso reconocen que difícilmente se arribe a una zona de libre comercio entre ambos bloques antes de que se cierre la ronda de la OMC.

En la última cumbre presidencial de Madrid, en mayo, los diplomáticos de la UE admitían su preocupación por el futuro del Mercosur ante la incertidumbre reinante en la Argentina y la posibilidad de una victoria de Luiz Inacio Lula da Silva en las elecciones presidenciales de Brasil. Este último ya despejó los fantasmas y ratificó su intención de reforzar el Mercosur. Su rival José Serra, en cambio, criticaba la unión aduanera regional, condición indispensable que pone la UE para firmar un convenio.

Pero las dudas persisten sobre la Argentina. Por ejemplo, los asesores del precandidato Carlos Menem promueven un pacto bilateral con Estados Unidos que quebraría el Mercosur y, por lo tanto, eliminaría la posibilidad de un arreglo con la UE.

En marzo próximo, los bloques comenzarán a intercambiarse propuestas de reducción arancelaria. Se prevé que se bajen hasta el 90%, más de lo propuesto en 2000 y 2001.

Temas en esta nota