Córdoba seguirá liderando el mapa sojero

Por
19deNoviembrede2002a las08:25

Alejandro Rollán
arollan@lavozdelinterior.com.ar

Por tercera campaña consecutiva, Córdoba dominará el mapa sojero nacional. De acuerdo con las últimas proyecciones de la Secretaría de Agricultura y Ganadería de la Nación, la superficie provincial destinada a la oleaginosa llegará en el presente ciclo a 3.501.900 hectáreas, un 1,4 por ciento más que en la cosecha pasada cuando el área alcanzó el récord de 3.452.900 hectáreas.

A nivel país, el cultivo ocupará una superficie total de 12.300.000 hectáreas, un 5,7 por ciento más que en la cosecha anterior, cuando llegó a 11.639.240 hectáreas. Clima mediante, la producción nacional rondaría los 32,5 millones de toneladas, según la última cifra dada a conocer por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda).

Protagonismo

El avance sojero en la provincia, aunque moderado, permitirá a los productores cordobeses consolidar el liderazgo a escala nacional en cantidad de hectáreas destinadas al cultivo, un lugar que hasta hace tres campañas era propiedad de Santa Fe.

A comienzo de los ’90, la vecina provincia representaba el 40 por ciento de la superficie nacional, seguida por Buenos Aires con el 26 por ciento, mientras que Córdoba figuraba con el 25 por ciento. A finales de la década, la provincia avanzó hasta el 30 por ciento, mientras que la participación de Santa Fe se recortó al 34 por ciento.

En la campaña 2000/01, Córdoba mantuvo el 30 por ciento del área nacional, pero pasó a encabezar el ranking, ya que Santa Fe descendió al 29 por ciento.

De repetirse el rendimiento promedio obtenido en la provincia en el ciclo 2001/2002 (25,8 quintales por hectárea), el aumento en la superficie reportará un valor bruto en la producción de 1.310 millones de dólares (a razón de 145 dólares por tonelada que cotiza hoy la entrega a cosecha, en mayo), lo que representará un incremento de aproximadamente 138 millones de dólares con respecto a la campaña anterior.

Avance

En plena época de siembra, la falta de lluvias en las principales zonas productoras de la provincia demoran las tareas de implantación. Al viernes pasado, el avance de la siembra llegaba al 48 por ciento del total, y mostraba un retraso del cuatro por ciento con relación a la misma fecha de 2001.

A pesar de la demora, la situación no es para alarmarse. “Todo viene muy demorado, pero los lluvias del último fin de semana permitirán terminar con la siembra de las sojas tempranas”, indicó José Marcelino, jefe del Inta Río Cuarto. El granizo caído en la zona no reportó daños en el cultivo, que en su gran mayoría recién está emergiendo.

En el centro norte, donde la soja le sigue quitando espacio a la ganadería, el crecimiento de la superficie sería mayor a la media provincial. “En los departamentos Colón, Totoral, parte de Tulumba, Río Seco, Ischilín y oeste de Río Primero, la soja va a superar holgadamente las 400 mil hectáreas”, pronosticó León Murúa, jefe del Inta Jesús María.

De no producirse lluvias más homogéneas en los próximos días, muchos lotes que inicialmente estaban destinados a maíz en Colón y Totoral, pasarán a la soja, que ya está sembrada en un 40 por ciento.

Temas en esta nota