Rentabilidad ante una eventual caída en los precios de los commodities agropecuarios

Por
27deNoviembrede2002a las08:06

Si la campaña agrícola anterior estuvo signada por variables inesperadas, incluyendo cambios de gobierno y fuerte incertidumbre económica, la presente no le va en zaga y los principales referentes del sector sugirieron a productores rurales que vayan vendiendo gradualmente la cosecha nueva y pongan especial énfasis en tomar coberturas de riesgos para no perder rentabilidad ante eventual caída en los precios de los commodities agropecuarios.

Así quedó sintetizado durante la jornada sobre Perspectivas Agropecuarias que organizó la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (AACREA), junto con Deloitte & Touche en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, ante más de 400 productores agropecuarios y empresarios vinculados a la actividad.

POR LO MENOS UNA PARTE. Sobre el tema, el técnico del Area de Economía de AACREA, Alejandro Meneses, sostuvo que la "principal" recomendación que se apresuraba a dar a los chacareros que están sembrando los granos de esta campaña, es que "se aseguren por lo menos una parte de la cosecha con estos precios". En ese contexto, remarcó que los valores actuales de los commodities agrícolas son "casi de excepción", así como que tienen relación directa con la "dramática" sequía histórica que se registró en Estados Unidos, respecto de la cual dijo que "ya se está superando" y las tierras estarán listas para la próxima campaña.

El especialista subrayó que la política de "retener mercadería a lo largo del año con precio abierto", que resultó válida para la campaña 2001/02, "puede dar lugar a un resultado extremadamente distinto en 2003".

Agregó, no obstante, que "la recomendación no pasa por comprometer la venta de toda la producción", y en ese sentido, subrayó que "sería conveniente reducir el riesgo por variaciones de precio en las empresas".

Al respecto, se refirió a las distintas herramientas de comercialización que hoy se ofrecen, a través de las cuales los productores pueden obtener coberturas y "no dejar a la deriva" la zafra nueva.

CUIDADO CON LA DISTORSIÓN. "Sabemos que esos mecanismos disponibles no son los mejores con los que se podría contar, pero tampoco hay que olvidar que permiten disminuir la exposición a eventuales caídas de los precios internacionales", agregó. Meneses también aconsejó "no planificar medidas de mediano plazo en función de la realidad agrícola actual", que, en su opinión y en sintonía con otros analistas del circuito local, "distorsionada por una combinación de altas cotizaciones internacionales, devaluación y pesificación".

"Analizar el futuro del sector en función del presente puede dar lugar a conclusiones equivocadas", alertó. Previamente, el técnico había comentado que en las "modificaciones de precios relativos que benefició al agro, hubo una gran influencia del aumento de precios internacionales por la sequía norteamericana" y alertó que ese efecto benéfico "puede desaparecer si se desarrolla una respuesta productiva normal en el nivel mundial, tal como se registró en la década del 80".

Temas en esta nota