La mayoría de la Corte propone redolarizar depósitos

Por
27deNoviembrede2002a las08:14

Buenos Aires, nov. 27 --(Nosis)-- El juez Carlos Fayt se sumó a los cuatro magistrados de la Corte Suprema que impulsan la redolarización de los depósitos acorralados en los bancos y su devolución sin dilación alguna, con lo cual ya constituyen mayoría en el alto tribunal, que el 10 de diciembre tomaría una decisión.

De todas maneras, es probable que este proyecto no se refleje completamente en la sentencia definitiva, ya que no se descarta que otros integrantes de la Corte prefieran encontrar un mecanismo para diferir el pago, consigna el diario La Nación.

Hasta ayer, eran cuatro los jueces más inclinados a la redolarización de los depósitos: Julio Nazareno, presidente de la Corte; Eduardo Moliné O'Connor, Adolfo Vázquez y Guillermo López.

De ellos, Vázquez y López, los redactores del fallo Smith (la sentencia invalidó las primeras normas del "corralito"), siempre fueron los que mantuvieron una posición más dura frente a los bancos; incluso, el primero tendría un nuevo borrador en este sentido. Los otros dos, Nazareno y Moliné, desde mediados de año sostuvieron en reiteradas ocasiones que la Corte debía, por lo menos, obligar a los bancos a que anoten en dólares sus deudas con los ahorristas, hasta que el tribunal dicte una sentencia definitiva.

Durante el acuerdo de ayer, Antonio Boggiano manifestó su desacuerdo con la posición de Fayt.

Por otra parte, el Ministerio de Justicia elevó al Poder Ejecutivo el pliego para nominar a Boggiano como candidato de la Argentina a integrar la Corte Penal Internacional, cuya composición se definirá en febrero próximo. Hace un mes había renunciado al tribunal argentino Gustavo Bossert, y si ahora prospera la postulación de Boggiano en la Corte Penal Internacional, se producirá una segunda vacante en el ámbito nacional.

Si prosperase el proyecto de sentencia elaborado por Fayt, la Corte declararía la invalidez de toda la legislación sobre el "corralón" y reconocería el derecho de cada ahorrista a recuperar sus depósitos en dólares o la cantidad de pesos necesaria para comprar esa cantidad a la cotización del día.

El ministro admite que los jueces de primera instancia pueden otorgar un plazo para cumplir con la sentencia, si a su juicio hay razones atendibles, sobre la base del monto adeudado al ahorrista, si se dictaron previamente medidas cautelares y la conducta del banco demandado. Es decir, una vez que la Corte dicte la sentencia, será remitida a los jueces de primera instancia, que podrían ordenar el pago en forma inmediata o fijar un plazo razonable, según lo que entiendan esos jueces.

Más allá de que es probable que la decisión de la Corte no sea tan categórica como la propuesta de Fayt, sí parece cierto que -a esta altura- casi todos los jueces están convencidos de que los bancos, antes o después (quizás, con un bono), deberán devolver dólares, destaca el matuti

Temas en esta nota