Definieron las subas en energía eléctrica y gas

Por
03deDiciembrede2002a las08:07

El Gobierno difundió anoche el decreto que pondrá en vigor a partir de hoy, con su publicación en el Boletín Oficial, un aumento en las tarifas de gas de todo el país, así como en las de electricidad, para los clientes de Edesur, Edenor y Edelap. En el caso del gas, el aumento promedio es del 7 por ciento, mientras que en energía eléctrica alcanza el 10 por ciento.

El decreto considera una “tarifa social”, por la cual no tendrán aumentos en sus facturas de electricidad los consumos de hasta 300 kW por bimestre, y los de gas de hasta 500 metros cúbicos anuales para la zona metropolitana.

En el resto del país, la tarifa social para el gas varía según la región. El consumo mínimo (una factura de 13 pesos sin impuestos) no sufrirá aumentos. Este punto se vería modificado, ya que muchos clientes que pagan esta factura son departamentos con servicios centrales, es decir que no se corresponden con los de menor poder adquisitivo.

GasBan, Metrogás, Litoral, Centro, Cuyana, Gasnor y GasNea fueron beneficadas con los aumentos mencionados que oscilan entre 7,1% y 7,4% . Las subas para la zona patagónica, zona donde presta el servicio Camuzzi Gas del Sur, la suba es menor, del 5,6 por ciento.

Para los comercios, el aumento ronda entre 7,3% y 9,9%.

En el caso de los usuarios industriales, las compañías aumentarán las facturas entre un 6 y un 18 por ciento, dependiendo del tipo de contrato de cada centro fabril, aunque en el caso de las compañías del holding Camuzzi, las subas serán de entre el 11 y el 20 por ciento.

Para las usinas, el gas no tendrá incrementos.

El precio mayorista del GNC aumentó cuatro centavos al estacionero, pero fuentes del Enargas aseguraron que este ajuste no se trasladará a los usuarios finales, ya que el precio final está regulado en 36 centavos.

Transportadora Gas del Sur y Transportadora Gas del Norte fueron autorizadas a aumentar sus servicios un 10 y 7 por ciento, en cada caso, pero estos ajustes están comprendidos dentro de la tarifa general que pagan los usuarios.

Entre sus considerandos, el decreto señala que la prohibición de aplicar cláusulas indexatorias que estableció la ley de emergencia económica, “en modo alguno coartan el derecho a la revisión de cuestiones tarifarias, basadas en principios de equidad, de pura raigambre constitucional”.

También señala que en momentos “de perturbación social y económica” existen antecedentes “que justifican el ejercicio de facultades extraordinarias en forma transitoria, con el único fin de preservar el interés de los usuarios en mantener el acceso a servicios públicos eficientes y asegurando su continuidad”.

Sin embargo, tanto las empresas como el Gobierno admiten las altas probabilidades de que la Justicia falle en contra de la aplicación del decreto. Previendo esta situación, el titular del Ente Nacional Regulador del Gas, Hector Formica, adelantó que el equipo jurídico del ente estudia presentar un recurso directo ante la Corte Suprema para que habilite la convocatoria a las audiencias públicas previstas en la ley del gas y de la electriciad.

“El proceso de desinversión que están teniendo las empresas podría afectar los servicios de gas y electricidad, por eso estamos pidiendo audiencias públicas. No para autorizar aumentos sino para discutir la situación de las empresas”, dijo.

Temas en esta nota