Molinos pide una sustancial rebaja de la alícuota del IVA

Por
06deDiciembrede2002a las08:23

A diferencia del resto de los sectores, el mercado oleaginoso trazó un diagnóstico positivo sobre las consecuencias de la convertibilidad en el desarrollo productivo de esta industria y hasta admitió que los diez años de vigencia del plan marcaron el despegue del negocio aceitero nacional.

Se trata de una industria que invirtió u$s500 millones solamente en los últimos cinco años y de un sector que vio crecer las exportaciones de aceites de soja a un volumen de u$s1.150 millones y convirtió a la Argentina en el primer vendedor mundial de este tipo de productos.

“En esa década se produjo un proceso de modernización de todo el proceso productivo y se generó un dinamismo importante dentro de la economía nacional”, explicó Juan Forn, vicepresidente y CEO de Molinos Río de la Plata.

Para el ejecutivo de la empresa del Grupo Perez Companc, “la fortaleza del sector permitió una rápida recuperación del impacto de la devaluación, si bien la caída del mercado interno fue negativa porque transfirió al consumidor impacto de la suba de costos”.

Según Forn, el mercado de oleaginosos representa 25% de las exportaciones del país, “por lo cual, por lo menos, merece una política de Estado que le dé un marco normativo y fiscal favorable para las ventas al exterior y que además sea coherente en el tiempo para permitir la toma de decisiones de inversión que no sean afectadas por cambios bruscos”.

Como ejemplo, mencionó un hecho que afecta directamente a Molinos y que tiene relación con las retenciones de IVA a las exportaciones por parte de los organismos recaudadores fiscales. “El sector exportador tiene u$s1.000 millones de capital de trabajo orientado a financiar a la Afip por reembolsos de IVA que no fueron reintegrados”, sostuvo el máximo ejecutivo de Molinos.

Dijo, además, que “si una empresa tiene la mitad de su patrimonio en retenciones de IVA a recuperar es difícil poder plantear un proyecto de expansión de punta para ganar mayor superficie sembrada y acompañe el mejor equipamiento y la capacidad de molienda”.

Por ese motivo, Forn es partidario de una sustancial reducción de la alícuota del IVA para toda la cadena de valor. “Esto hasta podría desestimular la evasión en el sector que ha crecido también porque el precio del aceite se duplicó tras la devaluación”, agregó el CEO de Molinos, para quien la clave para crecer pasa por “tener el respaldo de una marca”.

Temas en esta nota