Las granizadas obligan a resembrar los potreros

Por
06deDiciembrede2002a las08:10

Desde el inicio de esta campaña agrícola el clima tuvo en jaque a los productores, aunque profundizó los golpes bajos con los bruscos cambios meteorológicos que, en las últimas semanas, castigaron sembrados en la pradera e incluyeron temporales y granizadas, obligando a los chacareros a replantearse la posibilidad de volver a implantar las superficies afectadas.

“El clima está poniendo en un verdadero brete a la producción“, comentaron desde el Instituto de Suelos y Aguas del INTA, ya que las variables climáticas se están registrando en todo el país rural, comprometiendo severamente otro tipo de cultivos no tradicionales.

Si bien el cambio de planteos productivos podría alcanzar a algunas siembras, de acuerdo a las variedades de semillas que se utilicen, en el caso específico del maíz, esa alternativa adquiere ribetes más complejos, a raíz de la importante base tecnológica que necesitan esos implantes, que requieren de la utilización de agroquímicos que se venden en el mercado a precio-dólar.

LLUVIAS. También desde el INTA Castelar se comentó que en numerosos potreros, sembrados con granos gruesos, la intensidad de las lluvias y las reiteradas granizadas, literalmente lavaron los suelos y allí se diluye la posibilidad de resembrar la especie previamente implantada. Destacaron que, de acuerdo con los casos analizados, algunos campos directamente quedarán fuera del circuito de cualquier planteo agronómico, más allá de los cultivos tradicionales, a raíz de la fuerte degradación que se produjo en los suelos.

A ese cuadro de situación se suma el hecho que, aquellos que lograron salvar parte de sus sembrados debieron haber pensado, previamente, en la utilización de fungicidas y plaguicidas, a efectos de impedir lo que ya está sucediendo, que consiste en la aparición de hongos que, aunque se intente combatir ahora, inevitablemente debilitarán la calidad del grano cosechado.

Por si los datos señalados no resultaran suficientes, los pronósticos meteorológicos para lo que resta de la primavera son poco alentadores para la campaña en marcha, ya que se vaticinan lluvias intensas precisamente en momentos en que está finalizando el ciclo evolutivo de los principales granos que produce el país.

Temas en esta nota