Un plan para que la vaca siga dando leche

09deDiciembrede2002a las08:43

En San Francisco los comercios han vuelto a vender zapatos, pantalones, botas y retomaron el ritmo de una típica ciudad de 70 mil habitantes que vive en un alto porcentaje de lo que compran los chacareros en un radio de 40 kilómetros a la redonda. Muchos son tamberos, la principal actividad de una zona enclavada en la principal cuenca láctea del país.

Con el ministro de Producción, Aníbal Fernández, a la cabeza, más de 400 productores participaron de la mesa anual de lechería en esa ciudad cordobesa. Allí todos los actores plantearon sus problemas, pelearon por el precio, reclamaron por las deudas y la falta de crédito, aunque coincidieron en diagnosticar una recuperación en la relación costo-producción.

Así lo resumió Rubén Blanda, un productor de Sancor que tiene 200 hectáreas y un tambo con 50 vacas en ordeñe cercano a la localidad de Zenón Pereyra. "No estamos perdiendo plata, pero los números son tan justos que muchos tambos están cerrando, a pesar de esto, nos alienta ver que las cosas se están haciendo seriamente por parte de la mesa de lechería y el Ministerio de la Producción, que viene mediando en algunos temas de coyuntura", dijo.

Blanda reconoció que "si comparamos el precio que deja la leche con la decisión de pasarse a la soja, es casi imposible no pensar en el cambio, pero también es importante tener en cuenta que antes percibíamos 19 ó 24 centavos por litro y en menos de un año llegamos a los 33 centavos".

Como en los grandes remates, el amplio salón de la Sociedad Rural de Francisco dejó escuchar las ofertas de los que daban más por cada litro de leche, ante el reclamo por un precio de 45 a 47 centavos para el mes de diciembre. Finalmente se planchó en 32 ó 33 para lo que queda del 2002, y hubo un ofrecimiento: la firma Milkaut se atrevió a decir públicamente que este mes pagará un 5% más a quienes le están entregando.

A muchos les cierra, aunque la morosidad y deudas por años de mala leche para algunos productores sea el principal factor que toman para el cambio. Según el secretario de Agricultura de Santa Fe, Oscar Alloatti, no es mal precio si se tienen en cuentan los costos que sacó el Magic. Rondan los 25,5 centavos para producir un litro de leche.

Cifra que no comparten Rubén Blanda ni Domingo Bucher, un productor santafesino de la zona de Clason, quien aseguró que sólo sigue en la actividad por el amor propio que tiene por el tambo. "Después de haber aguantado tanto sería absurdo abandonar ahora que las perspectivas de precio son mejores porque la exportación viene mejorando. Hay que esperar, no queda otra, a largo plazo tal vez sea mejor", remató.

Al encuentro asistió el ministro de Producción de la Nación, decidido a intervenir para evitar que las sucesivas caídas de la producción terminen obligando a la Argentina a importar leche.
Una de las líneas de acción que fijó Fernández es morigerar el efecto del IVA, mediante la paradoja de blanquear la leche en negro que se comercializa y distorsiona el mercado. De esta manera, el funcionario cree tener la fórmula para poder compensar por volumen toda la diferencia que se está sacando por la compensación del IVA.

Refinanciación

Otro tema pasa por las deudas. "Hemos estado hablando con el Banco Provincia de Buenos Aires y el Nación por el tema de las deudas que tienen los tamberos, vamos a tomar las carteras en pago de las deudas que tienen ellos con el Bice, y a través de éste acordar una refinanciación de esa deuda a mejor plazo, en buenas condiciones y a pagar en forma relacionada con el producto".

"También, estamos solucionando con la cartera de economía el tema del IVA que es retenido por las empresas, dejando que las posiciones las manejen cada uno, y hemos decidido elevar los aranceles de importación".

Desde el punto de vista estratégico, Fernández piensa reducir el IVA a través del paso de una

Temas en esta nota