El MAT se recupera

16deDiciembrede2002a las08:03

"Vemos con satisfacción el crecimiento del nivel operativo del Mercado a Término", comentó ayer a "La Nueva Provincia" el presidente de la entidad, Carlos Rosa, quien admitió que si bien los volúmenes son todavía muy bajos comparados con los que se mantenían a fines del año anterior, marcan una evidente recuperación.

"Hay una tendencia que no ha dejado de crecer mes a mes", sostuvo Rosa, cuyos vínculos con la zona de Bahía Blanca son permanentes, a través de su actuación como gerente general de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA).

"Nos hace sentir optimistas que todos los meses siga creciendo la operatoria, sobre todo el nivel de operaciones abiertas. Es decir, existe una masa crítica que empieza a ser interesante y la gente va más confiada al Mercado, porque si tiene que arbitrar una posición, observa que hay una suficiente masa crítica", sostuvo.

Recordó Rosa que en mayo --luego de más de cuatro meses de paralización, a raíz de las medidas instrumentadas desde el gobierno en diciembre de 2001--, las operaciones apenas llegaron a las 20.000 toneladas. En noviembre último, se alcanzaron las 162.000 y, en materia de contratos abiertos, se habla de cerca de 3.000, lo cual revela una masa crítica del orden de las 300.000 toneladas.

"La tendencia es que seguirá el crecimiento", señaló.

De cualquier manera, Rosa reconoció que los factores económicos generales siguen determinando una incertidumbre, sobre todo desde el punto de vista político, y conspiran para que la gente vuelva decididamente a operar en el ámbito del MAT.

Otro asunto que tuvo incidencia fue que este año, por un cambio en las condiciones, una parte considerable de los planes canje, que se hacía a cosecha, se ha realizado con mercadería disponible, con lo cual operadores importantes, como los proveedores insumos, no estuvieron en el mercado porque no hubo necesidad de arbitrar en el mercado.

Rosa dijo que en charlas con los productores se advierte que tienen necesidad de usar el mercado, retornando a una práctica que era habitual en la década del 90. "Afortunadamente, poco a poco están volviendo", aseguró.

Al subrayar que se trata de una herramienta valiosa y conveniente para el agricultor, puntualizó que en la década del 90 un numeroso conjunto de productores aprendió a utilizar el Mercado a Término. "Hoy, un número considerable conoce la mecánica y si no se ha sumado hasta el momento, ha sido por la crisis que viene atravesando la Argentina", afirmó.

Actualmente, el MAT realiza una intensa campaña de difusión de la mecánica operativa para refrescar el concepto que permita reincorporar a una franja de los productores que ya operaron y agregar a otros que todavía no lo utilizaron.

Admitió Rosa que la agricultura sigue siendo una actividad de riesgo para el productor, porque tiene básicamente dos peligros difíciles de controlar: el climático y el de los mercados.

"En el primero, se ha avanzado parcialmente, con los seguros multiriesgo y contra granizo, que cubren una parte importante. El riesgo del mercado sólo puede cubrirse con una operación de futuro", indicó.

"En el fondo, lo que se hace es minimizar el riesgo propio de la agricultura", sintetizó.

Por otra parte, el presidente del MAT, consultado acerca de la cosecha triguera que ya se encuentra en sus comienzos, dijo que es uno de los años más difíciles para pronosticar resultados. "Si bien tenemos una certeza aproximada del área, las condiciones meteorológicas han sido tan irregulares en la zona predominante, como el sur de Buenos Aires, que es arriesgado estimar rindes. Quizás a los rendimientos normales haya que restarles una pérdida de 200 a 500 kilos, según los lugares, porque el tiempo, sobre todo el exceso de humedad, ha afectado a las plantas", dijo.

"En realida

Temas en esta nota