Brasil cambia aranceles para trigo y arroz

Por
19deDiciembrede2002a las08:20

Una contra Argentina

A pocos días de que asuma como presidente de Brasil Lula da Silva, quien ha tenido un discurso a favor de potenciar el Mercosur, el Gobierno de Fernando Cardozo tomó unilateralmente una medida que podría afectar las exportaciones argentinas de trigo y arroz. Redujo el arancel externo común (AEC) para importar ambos cultivos desde países que no forman parte del bloque y que, en algunos casos, aplican subsidios agrícolas.

La noticia cayó pésimo entre funcionarios y empresarios argentinos. "Ni siquiera nos avisaron", dijeron a Clarín en la Secretaría de Agricultura, donde anoche preparaban una nota de protesta. En la Cancillería, sin embargo, aclararon que Brasil no violó ninguna normativa del Mercosur. Y opinaron que la medida "no debería afectar las ventas argentinas".

En concreto, para favorecer el ingreso de trigo extrazona, la Comisión de Comercio Exterior (Camex) de Brasil redujo el AEC del 11,5 al 10%. Las ventas del cereal argentino a Brasil llegan a 800 millones de dólares al año. El consultor agrícola Pablo Adreani consideró que el impacto comercial de la decisión no sería demasiado alto, pero sí sus implicancias políticas. "Se trata de una medida que va en contra del discurso de consolidar el Mercosur, porque Brasil está quitándole protección a los productos argentinos en favor de países que subsidian". Se estima que Brasil podría comprar trigo más barato desde Estados Unidos, Canadá, Rusia y Ucrania.

También el arrocero Enrique de León Belloq fustigó la medida. "Dicen que no quieren comprar productos subsidiados, pero esto lo hacen porque necesitan comprar arroz de EE.UU..", dijo. En el caso de ese cultivo, el AEC cayó de 18 a 13,5%. Un dato clave es que Brasil redujo los aranceles poco antes de que en la Argentina se generalice la cosecha de ambos cultivos, lo que podría deprimir los precios.

Temas en esta nota