Informe Semanal

23deDiciembrede2002a las12:27

Final de una etapa

Con la caída del gobierno de la Alianza, se terminó una etapa de estabilidad monetaria, apertura de mercados, desarrollo tecnológico, desembarco de empresas y aumento de la inversión. De un día para otro, Argentina se cayó del mundo. Devaluó, confiscó depósitos, eliminó la convertibilidad, violó contratos públicos y privados, eligió a dedo quien gana y quien pierde y por sobre todas las cosas, perdió el respeto del mundo. Hoy a un año de aquellos trágicos días seguimos con muchos temas sin resolver y estamos tan fuera de la globalización como muchos querían. Ahora habrá que ver si seguimos transitando el camino de la marginalidad o intentamos recomponernos como país, no sin antes tener que afrontar el enorme costo de haber pateado el tablero.

Paridad en disputa

Lejos de aquellos días donde el tipo de cambio podía oscilar 20 % en apenas unas horas, hoy nos encontramos con un dólar en la zona de 3.50 pesos por unidad. Para muchos un cambio muy alto, para otros el fiel reflejo de la desconfianza e indefinición, tanto politica como económica. Según las palabras del actual titular del Banco Central, Alfonso Prat Gay, el tipo de cambio no debería superar los 2.80 pesos por dólar. Sin embargo para el Ministro de Economía, Roberto Lavagna, el piso de la divisa americana es 3.50 puesto que los precios ya tienen asimilado este impacto y la recaudación mejora mes tras mes. Con un circulante de 35 mil millones de pesos (incluyendo cuasimonedas), es lógica la paridad actual, pero la pregunta es :¿Qué sucederá de aquí en mas?. Algunos especulan con que el Central deje de acumular reservas y por lo tanto las liquidaciones de exportaciones deberían ser compensadas con la liberación de compras de divisas por parte de las empresas. Otros hablan de una venta masiva del Banco Central a fin de que todo el mundo tenga los dólares que tanto pide. Hay quienes especulan con un consumo masivo de productos por parte de los ahorristas que hoy tienen sus billetes verdes en el colchón, ya sea por artículos de primera necesidad, como por inversiones en propiedades, terrenos o industria. Lo cierto es que hoy por hoy, las cosas funcionan con este tipo de cambio y mientras haya cierta estabilidad, lo mejor sera no cambiar nada.

Mercado en alza

En la ultima semana hemos visto como la demanda se hacía presente en el mercado y gracias a un mayor flujo de compradores, los precios lograban recuperar buena parte de lo perdido durante el comienzo de Diciembre.

Las compañias lideres de la mano de Tenaris volvieron a demostrar firmeza y junto a ellas, otras del panel general se convirtieron en principal objetivo de los capitales netamente especuladores. Mientras Pérez Companc, Atanor e Indupa mantienen sus valores, otras empresas como GasBan o Transener van ganando terreno. Por el lado de la cobertura sigue habiendo buena demanda en Cedear´s, y mucho colocan sus inversiones en empresas españolas como Telefónica o Repsol. De alguna forma esta actitud demuestra cierta prudencia puesto que a esta altura del año, pocos quieren arriesgar los beneficios obtenidos en los últimos meses. Los inversores esperan con ansiedad el resultado final de la suscripción de Banco Francés , así como el lanzamiento de Petrobras, mientras tanto, las empresas del panel general vuelven a despertar interés entre los inversores nuevos puesto que ya no hay negocios con el dólar ni con las Lebacs o los plazos fijos y entonces la bolsa y sus gangas están devuelta en primera plana.

Semana reducida

Con los feriados del Navidad, la presente semana se verá entrecortada de manera importante. Muchos operadores faltaron a sus puestos a partir del jueves 19 y viernes 20 puesto que los cortes de ruta y las complicaciones para movilizarse, habilitaron la postergación de compromisos. Esto también se verá durante estas jornadas puesto que el lunes 23 es un día sándw

Temas en esta nota