Presión de los exportadores para que les paguen los reintegros del IVA

Por
24deDiciembrede2002a las08:19

A los reclamos del sector productivo por las modificaciones impositivas que regirán desde marzo de 2003 para las operaciones con granos y la liquidación del impuesto a las ganancias, sobre el ejercicio a punto de cerrar, se sumaron ayer los exportadores, quienes insistieron en que el gobierno cumpla con las fechas establecidas para pagarles los reintegros pendientes en concepto de IVA.

Desde la actividad que los nuclea se recordó que la suma supera los 500 millones de dólares, por atrasos del gobierno en devolverles el dinero que les corresponde, referidos a la operatoria comercial de hace entre cinco y seis meses, indicaron desde el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) y de la Ciara (Cámara de la Industria Aceitera Argentina), que nuclea a todo el complejo aceitero nacional.

De ambos sectores se comentó también que solicitaron una audiencia urgente con el titular del Palacio de Hacienda, Roberto Lavagna, para resolver la situación "lo antes posible", dijeron directivos de Ciara.

Los empresarios, que en lo que va de este año liquidaron divisas por ventas externas de ambos rubros por un monto cercano a los 7.000 millones de dólares, dijeron que la deuda tiene que cancelarse antes de que finalice este año, o sea el lunes venidero a más tardar.

En ese contexto, industriales nucleados en Ciara y en el CEC subrayaron que temen que las autoridades de Economía trasladaran para el año próximo el pago de las deudas de arrastre por IVA que son de este ciclo comercial.

Aunque comentaron que "sólo se tienen versiones" respecto de esa posibilidad, no vacilaron en definir la situación como "intolerable" para la actividad exportadora, debido a que reduce significativamente el capital operativo del sector, en particular el relacionado con sus propias obligaciones financieras e impositivas.

Los productores, a la espera

Entre tanto, los productores rurales aguardan resultados favorables para los próximos días, luego de la reunión que esperaban mantener con autoridades de la cartera económica y el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya), Haroldo Lebed, para reconsiderar el drástico recorte que se legisló para la aplicación del IVA a la venta de granos, así como las normativas vigentes para liquidar el impuesto "ficticio" que se pretende cobrar sombre Ganancias.

Desde las cuatro entidades representativas del agro nacional se confió ayer en que el Poder Ejecutivo vete la ley (del IVA-ventas), a la que calificaron de "injusta", debido a la fuerte acumulación de créditos fiscales que provocará en la actividad primaria rural, que, dijeron, "vemos de muy dudosa cobrabilidad".

Los ruralistas insistieron en que la ley sobre el polémico recorte que se aprobó en el Congreso durante la última semana, inevitablemente se traducirá en "retrocesos" a la hora de aplicar tecnología en los planteos productivos.

Tampoco se privaron de recordarle a las autoridades nacionales que los golpes bajos y nuevas podas en los ingresos se están hacienda precisamente al sector que aporta la mayor cantidad de divisas genuinas al Tesoro Nacional, comentaron desde la Rural y el ruralismo confederado.

Para la dirigencia del campo, la evasión fiscal "no se combatirá con leyes", como argumenta el gobierno, sino con la puesta en marcha de "modificaciones orgánicas que pongan en marcha un sistema tributario equitativo, simple y justo".

Por su parte, Luciano Miguens, presidente de la Sociedad Rural, recordó que el agro nacional está "cansado de financiar a un Estado cada vez más ineficiente", así como de "ser siempre el pato de la boda y de que se nos meta la mano en el bolsillo", subrayó.

Temas en esta nota