Santa Fe: Granos zafan del débito por los ingresos brutos

27deDiciembrede2002a las08:05

El ministro de Hacienda de la provincia, Miguel Angel Asensio, aseguró ayer que el nuevo régimen de recaudación por débitos bancarios del impuesto a los ingresos brutos sólo se aplicará a los corredores y acopiadores de granos como "último recurso", es decir en caso de que el Estado santafesino se enfrente a un desfasaje fiscal muy pronunciado. Mientras tanto, estos sectores quedarán exceptuados del sistema aprobado en el marco del presupuesto 2003.

El funcionario realizó esta aclaración durante el encuentro que mantuvo ayer al mediodía con los presidentes de las Bolsas de Rosario y Santa Fe, Federico Boglione y Gustavo Víttori, en respuesta al reclamo que le presentaron las entidades por el perjuicio que este régimen ocasionaría a los sectores de corretaje y acopio, que mueven dineros de terceros a través de sus cuentas bancarias.

El artículo 25 del presupuesto faculta al Poder Ejecutivo provincial a establecer, a partir del 1º de enero de 2003, un régimen de recaudación de ingresos brutos, aplicable sobre los importes acreditados en cuentas abiertas en las entidades financieras.
Los directivos de las dos Bolsas de la provincia presentaron a Asensio un informe en el que enumeraban los perjuicios que ocasionaba este sistema al comercio de granos.

El tema es que al aplicarse el régimen sobre las acreditaciones bancarias se podrían involucrar movimientos derivados de operaciones no gravadas o de un origen distinto al de la operatoria comercial, y también afectar a titulares de cuentas que podrían no ser contribuyentes del impuesto. En estos casos, "se estaría en presencia de un nuevo tributo más que de un régimen de retención coercitivo".

Los directivos de las Bolsas explicaron que la aplicación de este régimen sobre sectores que manejan fondos de terceros, como corredores y acopios, sumarían perjuicios al ya "devastador efecto del impuesto sobre débitos y créditos en el orden nacional". El resultado, advirtieron, sería "profundizar la desbancarización de la actividad económica, sea a través de su reemplazo por otros medios de pago no bancarios o la automarginación".

"Se debe tener en cuenta que la base imponible para los corredores está dada por las comisiones que perciben sobre las operaciones en que intervienen y no por el monto de las mismas que se transfiere a través de sus cuentas bancarias, mientras que para los acopiadores de cereales la base imponible en el impuesto está determinada por la diferencia entre los importes de ventas y de compras, razón por la cual las acreditaciones realizadas en cuentas abiertas de entidades financieras tampoco guardan relación con su capacidad contributiva", aclararon.

De hecho, en las provincias de Buenos Aires y Córdoba, donde este régimen funciona desde hace un año, la actividad de corredores y acopiadores quedó expresamente excluida.

Asensio, por su parte, explicó que el verdadero sentido del nuevo régimen de retención de ingresos brutos es lograr "un ordenamiento administrativo a través del mejoramiento de la base de datos del ministerio".

Aclaró, en ese sentido, que si bien la provincia está facultada a aplicar el régimen al sector, sólo lo haría "en caso de ser absolutamente necesario", es decir "en el caso de que se produjeran deslizamientos en las metas del presupuesto nacional, desfasajes que podrían disminuir los ingresos por coparticipación y, por ende, desfinanciar a la provincia".

IVA a exportadores

En otro orden, el gobierno nacional anunció que en los próximos días se reglamentará un nuevo régimen para la devolución del IVA a los exportadores, por el cual se le dará prioridad en los reintegros a los operadores que mantengan al día sus obligaciones fiscales.

La Afip intenta de esta manera resolver uno

Temas en esta nota