Aumentarían la nafta y el gasoil el fin de semana

Por
27deDiciembrede2002a las07:24

El motivo son las subas en el crudo

Anoche, Esso y Shell afirmaron que los incrementos eran inminentes, y que podrían aplicarse este fin de semana, aunque no dieron precisiones acerca de los niveles. Repsol YPF, en tanto, no confirmó hasta el momento la suba.

"El alza en el barril ha ocurrido ya. Es natural que los aumentos de precios que estábamos analizando con el crudo a 27 dólares se consoliden. Ahora, con el costo adicional del crudo, no sólo se consolidan, sino que se elevan. No sería raro esperar un incremento mayor en el gasoil, porque estamos muy lejos de nuestros costos en ese combustible. Todos los días tenemos que poner dinero para seguir operando. Antes de que el petróleo aumentara ya estábamos en niveles de precios muy retrasados", dijo ayer a LA NACION Juan José Aranguren, presidente de Shell.

En las empresas consideran que el gasoil ha quedado muy lejos de los precios internacionales por el convenio firmado con el Gobierno para venderlo más barato al transporte, que venció en noviembre pasado. Afirman, por ejemplo, que lo entregan a los camiones con un 15% de descuento.

Esso también dio las razones por las que se deberían modificar los precios, luego de que el petróleo subió, en pesos, un 460% desde diciembre pasado hasta hoy. Tomás Hess, vocero de la compañía, afirmó que las subas serían prudentes. "Una empresa como Esso tiene que salir a comprar el crudo en los valores del dólar libre. Así, la compañía no llega a conseguir un equilibrio de caja. Más del 50% de nuestros costos están dolarizados. Esto no es para ganar plata, sino para mantener la operatividad", dijo.

Productores en silencio

Las condiciones son distintas para las empresas productoras de crudo, como Repsol YPF y Petrobras (naftas Pecom y Eg3), que no tienen tanta urgencia porque su rentabilidad aumenta, precisamente, cuando sube el precio del barril.

Además de la tranquilidad que les otorga su condición de productoras, estas empresas no tienen tampoco intenciones de provocar roces con el Gobierno antes de que se firme el decreto que prevé que las petroleras liquiden sólo el 30% de sus dólares en el Banco Central, y no el 100%, como intentan en algunos sectores del Poder Ejecutivo.

Aunque el secretario de Energía, Enrique Devoto, adelantó hace dos semanas que el nuevo decreto entraría en vigor a partir del miércoles, en las compañías no se quedarán tranquilos hasta que verdaderamente se haga efectivo. Y un aumento de precios agregaría ruido en una relación que ha tenido encontronazos y que en este momento parece tranquila.

Las nuevas condiciones serán, entonces, la obligación de liquidar el 30% de los dólares que ganan, pero acordar de palabra hacerlo en un 50% durante los primeros meses de este año.

Del lado de los refinadores, como Shell y Esso, los aumentos tienen un doble filo: por un lado, los acercarían más a lo que ellos consideran el punto de equilibrio, pero también podrían hacerles perder demanda en un mercado que cae de modo ininterrumpido desde hace cuatro años.

El consumo de nafta, por caso, disminuyó más de un 40% desde entonces, y lo hará un 12% este año. "La demanda cada vez se achica más", dijo Hess. "Ha caído más la venta de las naftas que tienen mayores precios y mayor rentabilidad. Cae la súper, no tanto la común", agregó Aranguren.

-¿El aumento será para Año Nuevo?

-El aumento ha ocurrido ya (por el precio del barril). Es difícil que aguantemos hasta Año Nuevo. Estamos analizando los precios de hoy, que tienen solamente la ventaja de que el dólar no sube. Pero nosotros compramos el crudo en dólares.

Otro riesgo de los refinadores es que Repsol YPF decida no aumentar, lo que las dejaría en desventaja. Sin embargo, ambas tienen decidido aplicarlos de manera independiente.

Temas en esta nota