Perjudica al agro la caída del dólar

Si la divisa continúa bajando, el tipo de cambio para exportar igualará al de la convertibilidad.

Por
09deAbrilde2003a las08:30

Al mejor estilo kafkiano, la verdad es que el actual dólar para la exportación no es decisivamente más alto que el del año 2001, cuando la devaluación no había azotado, aún la realidad social de nuestro país.

Mucha agua ha corrido bajo el puente desde aquellos meses de mayo y junio del año pasado cuando el dólar llegó a superar la barrera de $ 4 por unidad.

En aquellos días, cuando las turbulentas aguas, características del río revuelto, muchos se enriquecieron, pero muchos más fueron los que se empobrecieron. Al tomar en cuenta la inflación sufrida, sobre todo en el primer semestre del año pasado, concluimos que, en dinero actual, el valor del dólar en aquel período tenía un nivel cercano a $ 4,40.

Como se sabe, desde octubre pasado a la fecha, y más precisamente desde que comenzara la cosecha fina, el dólar no hizo otra cosa que caminar en precipitado descenso, en términos nominales.

Actualmente el dólar apenas toca los $ 2,90, en lo que parece ser un nivel de cierta estabilidad.

Lógicamente, el precio de la soja y el maíz, ahora en plena cosecha, ha bajado de la misma forma.

Estos precios han caído a un nivel tal que equivalen a un valor de dólar no mucho más alto que el correspondiente a los tiempos de la convertibilidad.

• Retenciones

El cálculo es sencillo, en aquel período no había retenciones, al menos para los cereales. En el caso de las oleaginosas, las retenciones eran sumamente reducidas.

Por ello, lo que el productor agrícola cobraba, a la hora de la comercialización de sus granos, correspondía a prácticamente la totalidad del valor del dólar recibido por producto exportado.

Como en moneda de hoy, el valor del dólar de la convertibilidad giraba en torno a unos $ 2,10, el productor cobraba por cada dólar el equivalente a lo que actualmente sería, en términos adquisitivos, tal monto. Por cada dólar recibía unos $ 2,10 de hoy.

Es de destacar que en los tiempos del factor de convergencia al final de la convertibilidad, recibía un poco más, es decir alrededor de $ 2,20.

Como hay retenciones cuando el productor vende cereal, por cada dólar que cobra sufre un castigo de aproximadamente 20 por ciento, es decir alrededor de $ 2,30.

Si el dólar sigue su camino descendente y se ve reducido en tan sólo 5 por ciento más, pues bien estaremos en presencia de un tipo de cambio efectivo igual al de la convertibilidad.

Columnista de Ambito Financiero

Temas en esta nota