Chacinados y Aves habilitados para exportar a Cuba

El Instituto de Medicina Veterinaria del país caribeño destacó el programa de vigilancia activa contra la fiebre aftosa aplicado por el SENASA y la favorable situación zoosanitaria que ostenta hoy nuestro país.

Por
09deAbrilde2003a las08:19

El Instituto de Medicina Veterinaria del país caribeño destacó el programa de vigilancia activa contra la fiebre aftosa aplicado por el SENASA y la favorable situación zoosanitaria que ostenta hoy nuestro país.

El Instituto de Medicina Veterinaria (IMV) de la República de Cuba informó hoy al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), el listado de establecimientos argentinos productores de chacinados cocidos y curados, margarinas, grasas, mayonesas y salsas y plantas de sacrificio de aves habilitados sanitariamente para exportar su producción al país caribeño.

En una comunicación dirigida al presidente del SENASA, Bernardo Cané, el director general del servicio sanitario cubano, Emerio Serrano Ramírez, destaca que la Argentina mantiene "un programa de vigilancia activo contra la fiebre aftosa" y "una situación zoosanitaria favorable en cuanto a las demás enfermedades de la especie bovina".

Además de las plantas aprobadas, la nota del IMV de Cuba señala que también aceptará productos argentinos exportados desde plantas que cuenten con un estatus sanitario similar y con la debida aprobación del SENASA

La medida es el corolario de la visita realizada en diciembre pasado a nuestro país, por gestiones del SENASA, de una misión de técnicos cubanos encabezados por el Dr Oscar Reyes, quienes, acompañados por personal del organismo sanitario nacional, auditaron distintos establecimientos productores de chacinados, grasas, margarinas y plantas de sacrificio de aves y fueron informados de los programas sanitarios que lleva a cabo el SENASA.

El informe del Instituto de Medicina Veterinaria cubano también destaca que en los establecimientos visitados el SENASA "supervisa y controla de forma permanente todas las etapas del proceso; existe un riguroso sistema de control de calidad para la liberación de los productos terminados; se realizan los estudios de trazabilidad posibilitando la identificación del lote producido a partir de la materia prima comprometida y están implantados los sistemas de análisis de peligro y puntos críticos de control".

En este sentido, y dado que "las condiciones higienico-sanitarias observadas en todos los establecimientos resultan adecuadas a las exigidas por la República de Cuba", se declaran habilitadas 11 plantas, entre las que se encuentran: las plantas de sacrificio y procesamiento de aves DYESA, de Entre Ríos; Las Camelias S.A.; Unidad de Ceba de Pollos La Loma; FEPASA; Granja Tres Arroyos y Frigorífico Grupo Rasic; la planta de producción de margarinas, mayonesa y salsas Flora Dánica; los establecimientos productores de chacinados RIOSMA; La Octava; Quick Food y Paladini.

En febrero pasado el organismo sanitario cubano informó al SENASA de la habilitación de 40 plantas lácteas argentinas para exportar su producción al país centroamericano.

Temas en esta nota