Pocos retiros del corralón: los que salieron hicieron nuevos plazos fijos

El primer día de apertura del corralón fue muy tranquilo. Pocos clientes aceptaron la oferta del Gobierno.

09deAbrilde2003a las09:01

El primer día de apertura del corralón fue muy tranquilo. Pocos clientes aceptaron la oferta del Gobierno: 42.000 pesos más CER y títulos públicos Boden 2013 en dólares. Para retener los fondos desprogramados, los bancos elevaron las tasas.

La posibilidad de ganar $ 416 por mes con sólo dejar $ 20.000 en el banco por 30 días es una tentación difícil de superar para cualquier ahorrista. Y ese fue el anzuelo que tiraron los bancos en el primer día de apertura del corralón. Buscaron que la gente dejara su dinero en el banco, en lugar de optar por el dólar, que ayer se mantuvo en los niveles de los últimos días y cerró a $ 2,94. Para esto, algunas entidades llegaron a ofrecer tasas que fueron del 25 al 30% anual.

Con todo, no fueron muchos los ahorristas que se tomaron el trabajo de ir hasta la sucursal para desprogramar su dinero. Podría ser una nueva señal de que la gente recela de las ofertas que hizo hasta ahora el Gobierno.

Si bien el plazo para desprogramar concluye el 23 de abril, resulta llamativo el comportamiento de los ahorristas. Teniendo la oportunidad de colocar la plata al 25% anual, el grueso de los ahorristas aún ni se movió. Y mantiene la plata en el corralón a una tasa del 2% anual.

Por eso causó sorpresa la calma del microcentro porteño. El ritmo fue normal y de total tranquilidad. No se vieron colas de ahorristas ansiosos por retirar su dinero, ni tampoco largas filas frente a las casas de cambio, esperando para comprar dólares. En el interior de los bancos, los empleados se esforzaban en tratar de explicar la apertura del corralón con detalles que, a veces, no quedaban claros, como cuál es el trámite que las entidades le piden al ahorrista para que conste que desistió del amparo, y pueda así retirar el dinero.

Aunque la mayoría de las entidades aseguró que el aumento de las tasas de interés no era su estrategia para retener clientes, lo cierto fue que en la última semana los bancos subieron entre dos y tres puntos los rendimientos de sus plazos fijos. Tal fue el caso del Ciudad, que el lunes ofrecía el 22% a 30 días y ayer aumentó a 25%. También el Galicia ofreció tasas del 25% por colocaciones a 30 días. Y el Banco Francés tentó a sus ahorristas con un 22% que iguala el nivel estimado de inflación para este año.

La estrategia rindió frutos, ya que los pocos clientes que fueron a desprogramar sus ahorros, optó por dejarlos en depósitos a plazo fijo en el mismo banco.

"Hubo muchas consultas, pero sólo el 4% de los habilitados desprogramó sus depósitos", dijeron en el Banco Río, donde el 90% de los que concretó la liberación del dinero optó por dejarlo en el banco, el 80% en plazos fijos y el 10% en cuentas a la vista. Quienes hicieron plazos fijos a 30 días consiguieron tasas de entre el 18% y el 22%, según el monto de su depósito.

En el Banco Galicia, los números fueron similares: el 3,5% de los clientes en condiciones de liberar sus ahorros optaron por hacerlo, y de ese total, el 80% prefirió hacer plazos fijos a 30 días con un rendimiento del 25% anual. El 20% restante dejó la plata en cajas de ahorro, tal vez por temor a llevarse el dinero en efectivo.

Algo similar fue lo que ocurrió en el Ciudad, donde el 3% de los clientes con depósitos de hasta $ 100.000 decidió liberar su dinero. Y una vez afuera del corralón, el 90% de los ahorristas eligió dejarlo en el banco bajo la forma de un plazo fijo, opción que le rendirá un 25% anual.

"Fue un día con muchas consultas y pocas operaciones. De los clientes que optaron por desprogramar sus depósitos, el 60% dejó la plata en el banco", dijeron en el Francés. Allí, quienes optaron por el plazo fijo obtuvieron el 22% a 30 días.

Un comportamiento similar tuvieron los clientes del B

Temas en esta nota

    Load More