Directa: sembrar como "La Maravilla"

Una experiencia en el sudeste de Buenos Aires muestra el trabajo con SD en suelos limitados por tosca

Por
12deAbrilde2003a las07:08

Leonardo Stringaro
 

En el partido bonaerense de San Cayetano, Ronaldo Kuhlmann lleva más de diez años sembrando en directa. Eso le permitió mejorar las condiciones físicas del suelo y decidirse -después de un tiempo- a iniciar las rotaciones de cultivos.
Una tarea bastante complicada para este "Productor en Acción" del sudeste de Buenos Aires, que la semana pasada mostró cómo trabaja las 700 hectáreas del establecimiento "La Maravilla", ubicado en una zona caracterizada por las limitantes de un suelo con presencia de tosca, variable entre los 40 a 70 centímetros de la superficie.
"Tenemos una limitación basada en la imposibilidad de exploración de las raíces de nuestros cultivos por la tosca, al introducir la siembra directa empezamos a lograr un uso más eficiente del agua como recurso más escaso en este tipo de suelo", sintetizó el presidente de la regional Tres Arroyos de Aapresid.
A lo largo de estos años, Kuhlmann fue experimentando los resultados que le daban las distintas secuencias de cultivos. Así, bajo su esquema de trabajo, comprobó que el maíz no le convenía porque requiere importantes cantidades en volumen de suelo para tener un rendimiento considerable, imposible de alcanzar en estos campos por la tosca.
Optó por el trigo y cebada como principales gramíneas invernales de la región e introdujo un cambio poco pensado por muchos productores, como la incorporación de un segundo cultivo (soja) sobre trigo/cebada, así como también a la colza en el invierno.
El resultado fue la diversificación y un uso más intensivo porque logró hacer dos cultivos por año. Además, aprovechando las tres épocas distintas de cosechas de los cultivos invernales (trigo, cebada y colza), encontró la forma de atenuar los riesgos productivos de la soja de segunda, que hace sobre estos tres antecesores con distintas fechas de siembra.
Otro factor de análisis que tuvo en cuenta el productor de "La Maravilla" a la hora de hacer números, fue estimar que si en la zona los alquileres se pagan en base al cultivo trigo, incorporar la soja no era un mal planteo ya que la rentabilidad de este cultivo podía quedarle limpia.
Y no se equivocó. Este año, a pesar de los malos registros en lluvia, Ronaldo Kuhlmann estima rendimientos de soja cercanos a los 15 quintales /ha. que le permitirán pagar sin demasiados esfuerzos los gastos por el arrendamiento de las tierras que cultiva.
 


La rotación
"La Maravilla", de los tres cultivos estivales la colza es la que primera se cosecha, desocupando los lotes con el tiempo suficiente como para realizar una siembra más temprana de la soja de segunda. Continúan con los lotes de cebada, para finalmente trabajar con el trigo como cultivo invernal que más tarde desocupa los lotes.
De esta forma, la siembra de las sojas de segunda quedan escalonadas permitiendo que el período crítico se produzca en diferentes momentos del verano, pudiendo diversificar los contratiempos y encontrando un rendimiento medio aceptable, sin necesidad de apostar todo al trigo.
Para los técnicos, el fundamento de la rotación se complementa con el cultivo de girasol, conformando un circuito que da desde trigo-soja; cebada-soja; colza-soja, hasta el girasol, en secuencias proporcionadas con los otros cultivos, y sin la inclusión de maíz.

El planteo ganadero

Temas en esta nota