La fina ante un escenario húmedo

Es conocida la situación en el centro de Santa Fe, con desbordes del río Salado por acumulación de excesos desde hace meses en la cuenca alta del mismo. Se espera que esta situación se revierta muy lentamente

Por
15deMayode2003a las13:30

Es conocida la situación en el centro de Santa Fe, con desbordes del río Salado por acumulación de excesos desde hace meses en la cuenca alta del mismo. Se espera que esta situación se revierta muy lentamente, ya que entramos en una época del año con baja evapotranspiración y con pronóstico de lluvias normales a abundantes.

La cuenca alta del Gualeguay, en la provincia de Entre Ríos, también ha acumulado gran volumen de excesos. Sin embargo, las características irregulares del terreno entrerriano, con mayores pendientes y cauces más profundos, se halla mejor preparada para la permanencia de las aguas en las zonas ribereñas. La situación fue también favorecida por la ausencia de sudestadas durante un largo periodo, que permitió la mayor salida de agua hacia el Paraná y el Río de la Plata.

Estas dos provincias son las que actualmente presentan mayores complicaciones para iniciar la siembra de trigo 2003. Por otra parte, ésta es la zona con mayor probabilidad de lluvias excesivas en los próximos días: el frente frío que ha cruzado la provincia de Buenos Aires de sudoeste a noreste no podría avanzar hasta el noreste del país, permaneciendo así "estacionado" sobre las provincias de Santa Fe y Entre Ríos.

En la imagen satelital de hoy se detalla la situación presente, marcando el área con mayor probabilidad de chaparrones y tormentas. Lo más preocupante resulta la permanencia de las lluvias, prevista hasta comienzos de la semana que viene.

Este panorama adverso podría repetirse en lo que resta del otoño, dadas las condiciones observadas: un dipolo "calentamiento - enfriamiento" sobre la costa uruguaya y sur de Brasil, sumado esto a la intensificación del habitual centro de alta presión del Pacífico Sur, que afecta al NEA. Esto mantendría viva la entrada de gran cantidad de humedad desde el este en la región pampeana, aumentando las probabilidades de precipitaciones algo superiores a las normales en Entre Ríos, Santa Fe y norte de Buenos Aires. Las mismas se detendrían allí cuando no se trate de un frente frío intenso, ya que más al norte su avance se vería inhibido por altas presiones. Además, la gran disponibilidad actual de agua en superficie es otro factor a favor de lluvias superiores a las normales en esta área. Todo esto contribuiría a revertir muy lentamente los excesos, en el mejor de los casos, manteniéndose también los altos niveles de almacenaje hasta el inicio de la fina.


Temas en esta nota