Bancos de inversión miran con escepticismo a la Argentina

Visión de Goldman Sachs, JP Morgan y Merril Lynch

Por
29deMayode2003a las08:33

Asumió el presidente Kirchner y los analistas privados se muestran dudando de las posibilidades reales del país para encauzar su situación

Las principales firmas internacionales de inversión coincidieron en mantener un escepticismo moderado ante el nuevo gobierno de Néstor Kirchner, destacando que la gran duda es la reestructuración de la deuda.

La tasa de crecimiento para este año en Argentina no superará el 5% pronosticado por el propio gobierno, y será por motivos básicamente técnicos, tras el desplome del año pasado, opinaron los economistas jefe para mercados emergentes de Goldman&Sachs, JP Morgan y Merrill Lynch, durante un debate realizado en México.

El gobierno de Kirchner, con índices récord de popularidad y un gabinete económico nombrado este martes, "tiene un desafío enorme por delante en los ajustes, empezando por la reestructuración de la deuda y la política fiscal" opinó Paulo Leme, director de investigación económica en mercados emergentes de Goldman&Sachs.

"Todavía no se ven las primeras señales del gobierno Kirchner" en materia económica, agregó, mientras que los índices de la balanza de pagos demuestran que la fuga de capitales sigue produciéndose. "El país se está descapitalizando", aseveró.

Los indicadores macroeconómicos argentinos (5,9% crecimiento en primer trimestre, 20,1% de la producción industrial, apreciación del peso, entre otros) han satisfecho sin embargo al Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Venimos de una situación donde sorprendentemente no se dieron los peores escenarios, como la hiperinflación", reconoció Tulio Vera, director de mercados emergentes internacionales de Merrill Lynch.

Pero con Kirchner "básicamente va a haber más de lo mismo que ocurrió con Duhalde", dijo Vera.

Sus previsiones de crecimiento para el país sudamericano en 2003 año son del 5%, "pero por motivos básicamente técnicos", tras el desplome del año anterior, advirtió el experto.

Alfredo Thorne, director de investigación económica para América Latina de JP Morgan, se mostró "totalmente de acuerdo" con estas últimas evaluaciones.

El buen comportamiento de la cifra de crecimiento en los últimos trimestres "es un efecto técnico, un rebote, gran parte del cual ya se dio", explicó este experto.

En el mejor de los casos, señaló Thorne, puede continuar el ritmo del aumento de inversiones y exportaciones, "pero todo eso pasa por la reestructuración de la deuda, de un acuerdo con el FMI".

Según el FMI, la deuda argentina asciende a 136.000 millones de dólares, de los cuales 55.000 millones son títulos de la deuda en manos de tenedores privados, en moratoria desde diciembre de 2001.

Temas en esta nota