Con récord en cosechas, Sudamérica apura ventas

Panorama agricola semanal

Por
02deJuniode2003a las08:19

Por Ricardo Baccarín
columnista de Ámbito Financiero

La campaña brasileña cuenta con una proyección del USDA que da cuenta de una cosecha de 51 millones de toneladas, aunque por culpa de la enfermedad del hongo asiático ya proyectan una cosecha de entre 49,5 y 50 millones de toneladas. En nuestro país, el retraso en la recolección pudo haber determinado algunas mermas;

El foco principal de atención será de ahora en más la marcha de la campaña norteamericana. En este sentido, el USDA informaba que se encuentra implantado 50% del área dedicada a este cultivo y ya se encuentra emergido 17% de ellos. En maíz, el USDA reportaba que se había sembrado 88%, contra 77% de la semana anterior y 91% del promedio de los últimos cinco años, lo que indica que, aun con el progreso de esta semana, la siembra sigue ligeramente demorada.

Algunos comentarios provenientes de San Pablo, Brasil, daban cuenta de que este país se encuentra preparado para asumir el liderazgo productivo mundial en el cultivo de soja. Ya prácticamente concluida la campaña 2002/''03 con excelentes resultados, los productores de ese país van por más, asegurando que superarán a los EE.UU. en un plazo no mayor a 5 años.

• Incorporación

El estímulo que están dando los precios internacionales actuales determinará que se sigan incorporando hectáreas para la producción de soja. El analista brasileño M. Prado indicaba esta semana que para 2008 Brasil podría alcanzar una cosecha de 77,3 millones de toneladas, superando entonces a los EE.UU., que hoy producen 74 mill./t. Prado indica que, mientras los EE.UU. se encuentran estancados en las posibilidades de crecimiento productivo, Brasil está en plena expansión de su frontera agrícola con tierras nuevas (procedentes de áreas de montes o dedicadas a pasturas) que se incorporarán progresivamente al circuito de siembra.

El caso de «vaca loca» registrado la semana anterior en Canadá podría determinar mayor consumo de harina de soja. Si bien es cierto que la prohibición de utilizar harinas de carne y hueso para alimentar animales rumiantes ya tiene vigencia desde hace años en la CEE, los EE.UU. y Canadá, es posible que ante esta enfermedad, el consumidor incline su preferencia hacia otras carnes, como las de aves o porcinos, más sensibles al uso de harina de soja. Este cambio no se dará de golpe, pero tiene una incidencia positiva para el uso de harina de soja en el mediano plazo.

Las cotizaciones del aceite de soja en Chicago no lograron obtener el mismo despegue que la harina o el poroto, y, por el contrario, mantienen un comportamiento de relativa flojedad en relación con ambos productos. La mejora de las monedas en relación con el euro tampoco sirvió para generar mayor entusiasmo, posiblemente por tratarse de un producto con una demanda mucho más inelástica. De todos modos, y conforme la opinión de algunos analistas internacionales, el mercado no estaría contemplando en esta estructura de precios la reducción en la provisión de aceite de soja en los EE.UU., como consecuencia de la declinación en la molienda local y la reducción de stocks finales proyectados. En el mercado de aceite de palma, los stocks finales malayos de abril resultaron más bajos que los esperados por el mercado como consecuencia de un incremento en las exportaciones. Tal vez, el motivo más fuerte para mantener flojos los precios de los aceites sean las amplias disponibilidades de aceites de soja en nuestro país y en Brasil.

En el caso de la Argentina, las exportaciones serán récord en este mes y posiblemente también en junio. India ya ha iniciado su programa de compras de aceites vegetales durante este mes y se aguarda que lo complete con compras de entre 600 y 650 mil toneladas; en tanto China ha vuelto a entrar en el mercado para importar aceite de soja y de palma.

Temas en esta nota