El campo aporta, pero aún tiene mucho aire

Nadie en el Gobierno desconoce el aporte que realiza el campo, pero el sector todavía tiene mucho aire", dijo ayer el nuevo secretario de Agricultura, Miguel Campos.

Por
04deJuniode2003a las08:31

 

Matías Longoni. DE LA REDACCION DE CLARIN.

Nadie en el Gobierno desconoce el aporte que realiza el campo, pero el sector todavía tiene mucho aire", dijo ayer el nuevo secretario de Agricultura, Miguel Campos. El funcionario, así, se alineó ayer con el ministro Roberto Lavagna, quien en los últimos meses soportó fuerte críticas por la presión impositiva sobre el sector. En ese sentido, señaló que "una rebaja de las retenciones recién se irá analizando a medida que tengamos herramientas fiscales para reemplazarlas".

Campos, en diálogo con Clarín, prefirió presentarse como "un representante del Estado frente a las productores" y no al revés. Se diferenció de esa manera del ex secretario Haroldo Lebed, quien había hecho suyos prácticamente todos los reclamos de las organizaciones agropecuarias. Al respecto, el nuevo titular de Agricultura fue terminante. Dijo que "en los últimos años no hubo una política agropecuaria".

De todos modos, aseguró que su ánimo no es de confrontación con el sector. "Todo lo contrario. Mañana (por hoy) comenzaremos a visitar a los dirigentes rurales. Voy a plantearles que el desarrollo a largo plazo depende de las propuestas que puedan generar ellos". En ese sentido, Campos piensa en que las entidades deben confluir en un Foro Nacional de Agricultura que, al estilo de Brasil, "defina las estrategias a seguir en el largo plazo".

"El campo levantó al país. Fue clave para recuperar no sólo la economía sino también el entusiasmo de la gente. Hoy existen condiciones para que el sector se fortalezca todavía más, aún a pesar de las retenciones", reflexionó. A través de esos derechos a la exportación, el campo aporta al Fisco 7.000 millones de pesos al año.

Por otro lado, Campos negó que el Mercosur se debilite por las compras de trigo estadounidense por parte de Brasil. "No me preocupa, ya que es una señal de que funciona el libre mercado", aseguró. En ri gor, esas operaciones son frecuentes. La más reciente sería de 230.000 toneladas de trigo blando, que no se produce en la Argentina. Desde julio de 2002, Brasil ya había comprado 700.000 toneladas de ese cereal en EE.UU., mientras que la Argen tina le vendió 4 millones de toneladas.

El secretario confirmó además que en los próximos días se inhabilitarán para exportar a Europa unos quince de frigoríficos que no cumplieron con las regulaciones sanitarias fijadas por el SENASA a principios de año. "Si yo pretendo un país en serio, tengo que ser el primero en hacer cumplir las normas", explicó.

Temas en esta nota