La Argentina entra al "club" de productores de aceite de oliva

La Argentina podría pasar a ocupar, en los próximos 5 años, el quinto lugar como productor de aceitunas de mesa y el segundo como elaborador.

10deJuniode2003a las08:09

La Argentina podría pasar a ocupar, en los próximos 5 años, el quinto lugar como productor de aceitunas de mesa y el segundo como elaborador. Esto gracias a los frutos que dieron los programas de promoción del cultivo desarrollados 10 años atrás en las provincias de Catamarca, la Rioja y San Juan

La Argentina podría pasar a ocupar, en los próximos 5 años, el quinto lugar como productor de aceitunas de mesa y el segundo como elaborador. Esto gracias a los frutos que dieron los programas de promoción del cultivo desarrollados 10 años atrás en las provincias de Catamarca, la Rioja y San Juan, dice el diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca.

El efecto directo de estos regímenes permitió que la Argentina pasara de 29.600 hectáreas implantadas a 70.000.

Este explosivo crecimiento en la superficie cultivada hace que la Argentina empiece a ser tenida en cuenta, en un mercado donde dominan Italia y España.

Según cálculos preliminares, el país alcanzará este año una producción récord de 18.000 toneladas de aceitunas elaboradas, contra las entre 8.000 y 10.000 toneladas que se cosechaban anualmente.

Este salto cualitativo tiene relación con la aparición en el mercado de miles de toneladas extras provenientes de otras tantas hectáreas sembradas a principios de los años `90, a través del régimen de diferimientos impositivos.

Hasta que comenzó el programa de promoción, el país contaba con alrededor de 29.600 hectáreas implantadas con olivos, en la actualidad esos terrenos llegan a 70.000 hectáreas y suman otra ventaja adicional: diez años atrás sólo el 40% de la producción de aceitunas se destinaba a la fabricación de aceite. Ahora, ese porcentaje llega al 60%.

La proyección de este nuevo cultivo es mucho más interesante: en la Secretaría de Agricultura y Ganadería, Pesca y Alimentos (SAGPyA) ya tienen calculado que en los próximos 10 años, la producción de aceite de oliva será de entre 30.000 y 40.000 toneladas, el doble de la producción actual. Las estimaciones también tienen un horizonte más cercano: se calcula que en los próximos 5 años, la Argentina podría convertirse en el quinto productor y el segundo exportador de aceitunas a nivel mundial.

En el mercado de producción de aceite de oliva los protagonistas principales son España e Italia; más atrás vienen: Turquía, Túnez, Grecia, Portugal, Marruecos y Siria.

Un aspecto que los técnicos destacan es la alta potencialidad de los cultivos nacionales. Sostienen que el rendimiento promedio de las plantaciones locales es de 5 toneladas de aceitunas por hectárea, con máximos de 10 toneladas en las plantas más nuevas. En cambio, el promedio mundial no pasa de 3 toneladas por hectárea.

Tradicionalmente el destino para las exportaciones argentina de aceite de oliva fue Brasil, aunque durante los últimos años se abrió el mercado de los Estados Unidos.

Consumo de aceite inexistente
Como en otras producciones nacionales, el consumo de aceite de oliva en la Argentina es bajísimo, si se considera que antes de la crisis estaba situado en 190 gramos por habitante y por año. De todos modos, por cuestiones culturales y de presupuesto, los argentinos prefieren los aceites de girasol, soja y maíz antes que oliva.

Paralelamente a la producción de aceite de oliva, la de aceitunas de mesa será otro "boom", si se tiene en cuenta que podría llegar en 2003 a unas 75.000 toneladas, un 45% más que lo producido en 2002. Como en el caso de los aceites, el 90% de la producción de aceitunas se vende a Brasil, el resto se destina al consumo interno.

Exportaciones de aceite de oliva
Durante 2002 las exportaciones de aceite de oliva se incrementaron en un 50% respecto al año precede

Temas en esta nota